Anuncio
Share

Con inercia hacia los desenlaces sufridos

Las posibilidades de que México se quede sin Mundial de fútbol en 2010 son mínimas, pero existen.

Son todos esos fantasmas acumulados con el tiempo, los que han impregnado de nerviosismo al medio futbolístico mexicano en la víspera de un juego que ni siquiera corresponde a la fase clasificatoria final de la Concacaf. Pocas veces un partido de una fase eliminatoria intermedia generó tanto interés en el público mexicano, y esto es ya de por sí notable.

Mañana, millones de mexicanos se levantarán ya sea con la tranquilidad de que el equipo ‘tricolor’ logró asegurar su presencia en el Hexagonal final de la Concacaf, el cual repartirá tres boletos y medio para Sudáfrica 2010, o con el dolor insoportable y la humillación de que su equipo haya sido eliminado no obstante sus obvias ventajas estructurales a nivel regional en el terreno del fútbol.

Cabe recordar que para que este último escenario se cumpla, sería necesario que el ‘Tri’ perdiera en el Estadio Metropolitano de San Pedro Sula y que Jamaica goleara de manera escandalosa a la representación de Canadá, ya eliminada y que alineará con gente joven en Kingston. ¿Es posible una tragedia futbolística mexicana? Sí, y eso resulta preocupante.

Tras vencer a Honduras viniendo de atrás por 2-1 en el Estadio Azteca e imponerse a Jamaica (3-0) y Canadá (2-1), México tropezó en Jamaica (1-0) y tuvo que remar contra la corriente en Canadá (2-2), comprometiendo su situación y haciendo que los aficionados mayores a 40 años recuerden aquellos oscuros capítulos eliminatorios, como cuando Trinidad y Tobago goleó al ‘Tri’ 4-0 en un Hexagonal en Haití, marcador que marginó a México del Mundial de 1974 en Alemania, o cuando perdió ante El Salvador y no pudo ganarle a Canadá, Honduras y Haití para quedarse fuera de la Copa del Mundo de España 82. Ese torneo clasificatorio se desarrolló justamente en Honduras, donde hoy la Selección Mexicana busca desvanecer esos rancios olores.

A juzgar por lo visto hasta hoy, la idea de llevar a Sven-Goran Eriksson a la dirección del equipo no fue la más acertada, o al menos su fichaje no ha traído todavía los resultados y desempeño que muchos imaginaron. Entre el fútbol de este ‘Tri’ y aquel de Hugo Sánchez no se nota mucha diferencia.

La principal crítica que se la hecho a Eriksson es su insistencia por poner en el campo a Carlos Vela y Giovani dos Santos –lesionado-, dos jóvenes portentos que con la verde aún no han respondido.

Hoy, Eriksson, con muy poca idea de lo que es jugar en Centroamérica, se juega su futuro como entrenador. Y los seleccionados, el no acabar en ese libro negro con olor a derrota.•

Los bemoles de la Selección En su aún joven estancia como director técnico de la Selección Mexicana, Sven Goran Eriksson ha sido muy criticado por ‘casarse’ con Giovani y Vela en la delantera azteca, sin buenos resultados hasta ahora, relegando por momentos a gente como Vuoso y Franco. A continuación otros factores a considerar.Ochoa sigue en espera Aunque cada semana demuestra ser el portero mexicano con más facultades y la opinión pública lo pide, Guillermo Ochoa (foto) sigue siendo el suplente de Oswaldo Sánchez, confiable pero con un paso perdido bajo los tres palos.Un ‘caballo’ herido Jonny Magallón sufrió una fractura de húmero en el Clásico Chivas-América, dejando al ‘Tri’ sin su jugador más recurrente de los pasados dos años. Aarón Galindo o Leobardo López lo han reemplazado, pero no ha sido lo mismo.Se la juega con Nery Mientras nadie duda de que Nery Castillo puede ser el delantero más talentoso con que cuenta México, Eriksson estaría en riesgo de mandarlo a la cancha, pues el jugador no está en plenitud.

Comentario


Anuncio