Anuncio
Share

Turista Libre, la compañía turística que acaba con las fronteras

La mayoría del grupo está ávida por degustar la amplia oferta de cerveza artesanal, pero en el camino se topa con algunos de los secretos peor guardados de esta ciudad mexicana, como sus coloridas calles, la escena artística o, simplemente, los ya famosos tacos de pescado. EFE

La mayoría del grupo está ávida por degustar la amplia oferta de cerveza artesanal, pero en el camino se topa con algunos de los secretos peor guardados de esta ciudad mexicana, como sus coloridas calles, la escena artística o, simplemente, los ya famosos tacos de pescado. EFE

Con una oferta cambiante que incluye desde lucha libre a visitas a mercados Turista Libre atrae cada fin de semana a Tijuana a personas del otro lado de la frontera que quieren vivir la experiencia de ser locales.

Un grupo de personas, en su mayoría estadounidenses, llega a muy temprana hora al cruce peatonal de San Ysidro (California) para ingresar a México, donde ya los espera un antiguo autobús escolar que hoy es parte del transporte público de Tijuana.

La mayoría está ávida por degustar la amplia oferta de cerveza artesanal, pero en el camino se topa con algunos de los secretos peor guardados de esta ciudad mexicana, como sus coloridas calles, la escena artística o, simplemente, los ya famosos tacos de pescado.

“Ha sido una experiencia grata”, señala Joelle Tonkovich, residente de San Diego que tomó el tour este fin de semana. "(Es emocionante) Tener la oportunidad de ver lo que nuestros vecinos están haciendo”, agrega.

El trayecto no siempre incluye los sitios turísticos de siempre o los restaurantes más lujosos. En su lugar, los turistas pueden disfrutar de los lugares que están de moda entre los locales o los puestos de comida callejera.

“Es un sabor diferente, es una energía diferente”, agrega Beth Slevcove, también oriunda del sur de California al referirse a lo que considera más apasionante de recorrer México desde otra perspectiva.

Este concepto nació de la visión de un periodista estadounidense, Derrick Chin, quien años atrás vio venir un movimiento cultural y gastronómico en esta ciudad, años antes de que llamara la atención de figuras de la gastronomía como el chef Anthony Bourdain.

Hace diez años, Chinn, natural de Ohio, se mudó a San Diego, California, en donde se desempeñó como periodista de espectáculos. No pasó mucho tiempo para que descubriera la puerta a Latinoamérica, situada a unas cuantas millas al sur de su antigua oficina.

Maravillado con la ciudad, tomó sus cosas y se mudó a Tijuana, sin importarle que esto significara tener que cruzar la frontera todos los días para ir a trabajar.

La transición fue fácil y el obtener un pase SENTRI -programa de viajero de confianza de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP)- fue de mucha ayuda.

Sobre la marcha se convirtió en uno de los miles de residentes de la zona fronteriza que diariamente transitan entre los dos países y saben lo que es ver más allá de líneas divisorias.

Su deseo por que más personas pudieran tener la experiencia de vivir lo mejor de los dos mundos, lo llevó a organizar recorridos turísticos primeramente para sus amigos, sin imaginar que éste sería el inicio de su compañía, que hoy en día se ubica en el primer lugar de su tipo en el sitio Trip Advisor.

Cada fin de semana Turista Libre ofrece una aventura diferente. Desde una función de lucha libre, un juego de béisbol, un partido de futbol del equipo Xoloitzcuintles o adentrarse a otros rincones de Baja California, como los viñedos del Valle de Guadalupe en Ensenada o la tradicional comida china en Mexicali.

Aunque la mayoría de sus autobuses traen visitantes de San Diego o Los Ángeles, también han sido abordados por turistas de Australia, Malasia, Alemania, Japón, China, Canadá o Chile, por mencionar algunos.

La intención es que visitantes estadounidenses dejen de lado fronteras y estigmas y se atrevan a conocer todo lo que la ciudad vecina tiene por ofrecer.

“Se van con la idea de que Tijuana no es la Tijuana que ven en las noticias o que ven en la tele, que es un lugar que está muy interesante, que vibra mucho, que tiene una dinámica muy única que no se puede comparar en ningún otro lado en el mundo”, dijo a Efe Derrik Chinn, creador de Turista Libre.

“La meta es que puedan incorporar Tijuana como parte de su realidad local, como la mayoría viene de San Diego, cuando se quita ese miedo o ese estigma de cruzar la línea se duplican los lugares para ir a comer, a tomar, tu ciudad se expande, es el doble de repente”, agregó el periodista de 35 años.

En ocasiones el vehículo de Turista Libre ha llegado hasta el muro fronterizo que separa Playas de Tijuana con Estados Unidos, una imagen que resulta impactante para la mayoría de los visitantes.

Chinn ha sido testigo de cómo muchos residentes de San Diego descubren la presencia de este tan sonado muro por primera vez, pese a vivir frente a él por más de veinte años.

La imagen de familias reencontrándose a través de una malla que les impide tocarse deja a muchos atónitos.

Por ello es que Chinn considera que “es más importante que nunca que conozcan lo que está pasando aquí (Tijuana)”.

La cerveza artesanal podrá ser el pretexto, pero al final del día, el recorrido busca resaltar que son más las cosas que unen a los dos países que las que los separan.


Anuncio