Anuncio
Share

Unos 200.000 puertorriqueños tendrán Alzheimer dentro de diez años

Cerebro con la enfermedad
Cerebro con la enfermedad
(PASIEKA / Getty Images/Science Photo Libra)

SAN JUAN.- Alrededor de 200.000 puertorriqueños (el 5,5 % de la población de la isla) se esperan que sufran de Alzheimer dentro de diez años, una enfermedad neurodegenerativa con particular incidencia en Puerto Rico que en la última década prácticamente ha duplicado su tasa de mortalidad.

“Esta condición va en aumento cada día. Esos números son los que se esperan que se alcancen en 2025 y son bastante preocupantes”, señaló la presidenta de la Federación de Alzheimer de Puerto Rico, Awilda Cividanes.

Citando datos reunidos por el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, apuntó que entre 2000 y 2010 la tasa ajustada de mortalidad por Alzheimer aumentó de 23,8 a 46,1 por cada 100.000 habitantes en la isla, una tendencia al aumento que ya se empezó a observar antes de esos años y que continúa en la actual década.

En 2012, las primeras cinco causas de muerte en Puerto Rico fueron por este orden el cáncer, los problemas cardiovasculares, la diabetes, el Alzheimer(N=2,018) y las complicaciones cerebrovasculares.

Cividanes advirtió que el número de personas afectadas por este mal degenerativo en la isla caribeña, que en la actualidad son cerca de 180.000, tiende aumentar con rapidez.

Ello se debe en gran parte a que la población es cada vez más mayor, debido a la reducción de la natalidad y a la emigración de la gente más joven a EE.UU., por lo que aumenta el porcentaje de población de más de 60 años, que son los más propensos a desarrollar esta enfermedad.

“En general lo que más se encuentran son casos de personas viejas, pero conocemos de pacientes tan jóvenes como de 25 años. Es una condición tan rara que a ciencia cierta ni siquiera se sabe cómo empieza”, dijo Cividanes, quien dirige la Federación de Alzheimer de Puerto Rico desde hace quince años.

La Organización Mundial de La Salud (OMS) define el Alzheimer como una dolencia degenerativa de las células cerebrales (neuronas) de carácter progresivo y de origen desconocido y una de las formas de demencia más extendida y conocida.

La demencia es un término general que engloba varias manifestaciones entre las que se incluye una pérdida gradual de la memoria, de problemas de juicio, desorientación, dificultad para aprender, pérdidas de habilidades con el habla y en la capacidad de realizar las tareas rutinarias.

“Estamos avanzando demasiado. En Puerto Rico, no tenemos tanta facilidad de diagnóstico temprano como en otros lugares y por eso es que a veces la condición llega en una etapa en la que ya sólo se puede tratar con medicamentos”, explicó Cividanes, quien reconoce que éstos ""no son efectivos al cien por ciento y son bien caros”.

La también enfermera de profesión y directora asociada de la Escuela de Enfermería de la Universidad Interamericana de San Juan explicó que el Alzheimer se compone de tres etapas.

En la primera al paciente se le empiezan a olvidar las cosas que usualmente hacía. En la segunda la persona no reconoce a sus allegadas, pierde la capacidad para comer, su higiene personal se va afectando, no se quiere bañar, come demasiado o dice que no le dan comida. En la tercera queda postrado en cama.

Según Cividanes, entre los factores de riesgo del Alzheimer se encuentran en el estilo de vida, la nutrición y la existencia de otras enfermedades previas, como la diabetes.

De igual forma dijo que la falta de actividades física e intelectual y de ejercicio de la memoria también son factores para sufrir de Alzheimer.

“Esto le puede ocurrir a personas que no mantienen su cerebro en función al cien por ciento. Por eso es importante que practiquemos la lectura u otras actividades de memoria o del diario vivir, como aprender cosas nuevas”, añadió Cividanes.


Anuncio