Anuncio
Share

Los afrodisíacos son los mejores aliados para que perdure una relación

Sin duda entre los placeres más grandes está la comida, entre otros... Por lo que le recomiendo que este 14 de Febrero sea sinónimo de afrodisíacos. Sepa qué platillos preparar y, lo mejor, cómo comerlos.

No voy a caer en las obviedades del Día de los Enamorados, bueno intentaré, ni en los rosados consejos con cupidos flotando alrededor. El pragmatismo es mucho más útil que la larga lista de consejos de las columnas “del corazón”.

Hoy le dedicaré espacio a los afrodisiacos, esos alimentos que, cierto o no, químico o psicológico, están vinculados al mundo de la seducción.

“Yo no creo en los afrodisiacos, pero de que funcionan, funcionan”, me confesó recientemente mi amiga Wendy Coss, entre risas y miradas cómplices.

Haciendo un sondeo entre las parejas más fetichistas de mi entorno, la mayoría coincidió en la cena más romántica y afrodisiaca, aquella en la que sólo se comen ostras y se bebe champagne.

Estos moluscos son sin duda los reyes de la sensualidad en la mesa o donde prefiera. La mejor manera de comerlas es al natural, frescas. Lo más recomendable para presentarlas: en la mitad de su concha sobre una cubierta de hielo triturado en un plato.

En un platito aparte, sirva rodajas de limón para condimentar sólo con algunas gotas. Las ostras u ostiones se abren con un cuchillo especial, le recomiendo pedir que alguien le ayude. Una vez abiertas despegue el molusco con el tenedor especial, y a disfrutar.

Haga que el champagne -por algo considerado como una de las bebidas con mayor efecto erótico- espere en una mesa lateral, dentro de una cubeta con hielo picado y agua para mantenerla en la temperatura ideal de entre 5 y 7 grados.

Como todas las bebidas alcohólicas, el champagne es un desinhibidor y cómplice encantador...

Más manjares de Afrodita

Hay un pasaje del Kamasutra, famoso libro que dice: “no tengas el estómago lleno de comida y bebida, o sufrirás apoplejía y gota... Un hombre debe comer alimentos fortificantes, como plantas aromáticas, carne, miel y huevos. Una constitución robusta es indispensable para la...”.

Es por eso, que haciendo caso a estas recomendaciones orientales hice una lista de los afrodisíacos más famosos para deleitar su paladar y su estómago con montones de sabores de los más seductores alimentos para este 14 de Febrero.

Aguacate: poderoso estimulante sexual, gracias a su alto contenido de vitaminas D y E, que le dan un gran valor energético. Dicen que el efecto afrodisiaco se centra en su semilla, a la que más de uno recurre para mejorar su potencia viril.

Café: el alcaloide cafeína es su componente principal y al estar dentro del grupo de las xantinas es un estimulante del sistema nervioso central. Se recomienda azucarado y con un toque de canela, una especie muy motivante.

Canela: un popular afrodisiaco que ya se empleaba en la antigüedad, como condimento y en forma de aceite para masajes. Ideal para aromatizar postres y también para agregar a ensaladas, sopas y guisos.

Chocolate: considerando un regalo del Quetzalcóatl, esta bebida sagrada azteca también se relaciona con la diosa de la fertilidad Xochiquetzal (diosa del amor honesto). Químicamente sí existe una relación entre el chocolate y el amor, ya que contiene dimetilxantina -un alcaloide de las semillas de cacao- que es relajante del músculo y estimulante.

Esta enzima también está en el cerebro en forma natural y se activa cuando estamos enamorados.

Miel: un alimento de alto valor energético por su riqueza de vitaminas y minerales. Sus propiedades como reconstituyente para los amantes eran bien conocidas por nuestros antepasados. ¿De dónde cree que viene la frase “estar de luna de miel”?

Es mucho más efectiva si es pura.

Sake: vino de arroz originario de Japón, ya sea frío o caliente, en Oriente se le considera una bebida afrodisiaca.

Té de menta: rico en “Qi, neutro” (Yin/Yang), elemento metal, de carácter afrodisiaco.

Vino blanco: fresco, suave, llega sin golpear al paladar y ayuda a superar inhibiciones. El dios Baco es el culpable.

Vino tinto: relacionado con la sangre y con el sacrificio, también con la juventud y la vida, simboliza la embriaguez sagrada que permite al hombre participar del ámbito de los dioses. Muy recomendable, un auténtico suero de la verdad a la luz de las velas.


Anuncio