Anuncio

Intoxicación por alimentos más común de lo pensado según expertos

Una persona camina frente a un restaurante Chipotle cerrado, en Seattle. Un brote de E. coli vinculado a los restaurantes Chipotle en el estado de Washington y Oregon ha enfermado a casi dos docenas de personas en el tercer brote de intoxicación por alimentos en la popular cadena de comida mexicana en lo que va del año. Se han rastreado casos de enfermedades bacterianas a seis de los locales de la cadena, pero como medida de precaución, la cadena cerró sus 43 establecimientos en las dos entidades de manera voluntaria.

Una persona camina frente a un restaurante Chipotle cerrado, en Seattle. Un brote de E. coli vinculado a los restaurantes Chipotle en el estado de Washington y Oregon ha enfermado a casi dos docenas de personas en el tercer brote de intoxicación por alimentos en la popular cadena de comida mexicana en lo que va del año. Se han rastreado casos de enfermedades bacterianas a seis de los locales de la cadena, pero como medida de precaución, la cadena cerró sus 43 establecimientos en las dos entidades de manera voluntaria.

(Elaine Thompson / AP)

Las enfermedades por consumo de alimentos, como el brote de E. coli ligado a los restaurantes Chipotle en el noroeste del país, son más comunes de lo que el público cree, aunque no siempre llegan a los noticiarios, señalaron expertos.

Cada año ocurren cerca de 48 millones de casos de intoxicación alimenticia en Estados Unidos, y unas 105.000 personas van al hospital, lo que resulta en unas 2.000 muertes, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Eso significa que uno de cada siete estadounidenses se enferma debido a la comida cada año.

Muchos de esos casos involucran a personas que comen en casa, pero los brotes relacionados con los restaurantes también son comunes, dijo el doctor Paul Cieslak, director médico de enfermedades contagiosas en la agencia estatal de salud de Oregon.

“Los errores pueden ocurrir en cualquier cocina, pero obviamente son más sonados si suceden en una que atiende a 5.000 personas”, comentó Cieslak, quien ayudó a investigar el brote de E. coli que enfermó a unas 45 personas en los estados de Washington y Oregon.

Hay cosas que las personas pueden hacer para alejar las enfermedades por consumo de alimentos: Lavarse las manos antes de preparar y consumir alimentos, evitar hamburguesas mal cocidas o mariscos crudos, cuidarse de la contaminación de la carne cruda, lavar minuciosamente los productos frescos y alejarse de leche y jugos no pasteurizados.

Pero es imposible evitar todas las bacterias en los alimentos, comentó Cieslak. Por ejemplo, si la lechuga o las moras están contaminadas de E. coli, es muy complicado lavarlas lo suficientemente bien para acceder a todos los lugares donde se oculta la bacteria.

“Cuando vamos a un restaurante, enfrentémoslo, estamos a merced de lo que suceda en la cocina”, señaló.

La mayoría de los reportes de posibles enfermedades por consumo de alimentos no representan una amenaza, así que los departamentos de salud no los hacen públicos, de acuerdo al doctor Jeff Duchin, funcionario de salud para el Departamento de Salud Pública para el condado de Seattle y King.

De los más de 1.000 casos potenciales al año en el condado que incluye Seattle, solo un puñado son brotes confirmados relacionados con alimentos. Solo se hace un anuncio cuando esos casos confirmados representan una amenaza al público.

Fue por ello que el más reciente brote vinculado a Chipotle atrajo una gran atención mediática, mientras que un caso menor, de cinco personas que se enfermaron en julio por comer en un Chipotle de Seattle, no fue reportado, dijo Duchin.

El brote de julio finalizó antes de que el departamento de salud comenzara a investigar y las autoridades no encontraron evidencia de un problema del que la gente necesitara saber, dijo Duchin, quien recalcó que ambos casos tuvieron cepas distintas de E. coli.


Anuncio