Anuncio
Share

De niña abandonada y explotada a licenciada de Comercio Internacional y Aduanas

A Brenda sus padres la abandonaron cuando tenía 6 años y terminó en una casa hogar de una colonia popular dirigida por un pastor cristiano.

A Brenda sus padres la abandonaron cuando tenía 6 años y terminó en una casa hogar de una colonia popular dirigida por un pastor cristiano.

“Brenda” (nombre ficticio) puede presumir ahora su Licenciatura en Comercio Internacional y Aduanas. Nada hace sospechar que la joven fue víctima de explotación laboral desde los 9 años.

Sus padres la abandonaron cuando tenía 6 años y terminó en una casa hogar de una colonia popular dirigida por un pastor cristiano.

Pese a su edad el hombre la obligaba a vender plumas, encendedores y lápices en la calle. “Brenda” no podía regresar si no juntaba 500 pesos al día.

“Me tocó que me mandaran a vender a las 8:00 o 10:00 de la noche y llegábamos hasta la 1:00 o 2:00 de la mañana; íbamos a la Zona Rosa”, recuerda.

Tenía 16 años cuando fue rescatada y trasladada a Casa Alianza, donde fue integrada a un proyecto de vida independiente que, dice, le salvó la vida.

Desde 1988 Casa Alianza México ofrece atención integral a adolescentes de 12 a 18 años que han sufrido violencia, abuso, invisibilidad y abandono.

Como parte del programa de asistencia, junto con 24 jóvenes en la misma situación, “Brenda” aprendió a conducirse con reglas y valores, a construir un plan de vida, a seguir con sus estudios, a pagar la renta y a ahorrar.

La joven también recibió terapia y fue capacitada para el trabajo.

Al término del plan, recibió el 100 por ciento de lo que había pagado de renta en tres años y, a la par, se convirtió en la primera mujer egresada de esa institución en terminar una licenciatura.

“Tengo 22 años, vivo sola, acabo de terminar la licenciatura en diciembre y estoy iniciando una especialidad en Habilidades Directivas. Estoy en proceso de búsqueda de empleo”, comparte.

De 2012 a 2015, Casa Alianza atendió a 150 jóvenes que fueron víctimas de explotación laboral y 22 víctimas de tráfico sexual.


Anuncio