Anuncio
Share

Investigan nuevo brote de legionelosis que dejó 12 muertos el año pasado en Nueva York

Las autoridades de Nueva York están investigando la aparición de dos posibles casos de legionelosis en el norte de la ciudad, según la prensa local.

Los dos casos fueron localizados en un edificio de apartamentos del barrio de Harlem y son los primeros que se detectan desde el brote del verano pasado que dejó 12 muertos en El Bronx.

“Estamos trabajando con los dueños del edificio para revisar el suministro de agua”, dijo un portavoz del Departamento de Salud al periódico local Daily News.

Las autoridades sanitarias aclararon que aún no se puede hablar de la aparición de un nuevo brote de legionelosis en Nueva York hasta que se encuentre la fuente de infección.

“Los vecinos del edificio ya han sido notificados sobre lo que está ocurriendo y se les ha proporcionado información relevante sobre la enfermedad y los pasos a seguir”, añadió el portavoz.

El brote de legionelosis desatado el año pasado dejó un total de 12 muertos y 120 personas enfermas y obligó a las autoridades a aprobar una nueva ley municipal para evitar nuevos casos.

Según la nueva normativa, todas las torres de enfriamiento deben estar registradas en el Departamento de Edificios y someterse a inspecciones cada tres meses.

La ley contempla multas de 2.000 dólares por la primera violación y sanciones de 5.000 a 10.000 dólares por las siguientes, así como penas de hasta un año de cárcel.

La legionelosis es una neumonía que se contrae por respirar vapor de agua que contiene las bacterias y que puede provenir de bañeras o duchas calientes o de grandes unidades de refrigeración.

El primer brote del que se tiene constancia apareció en 1976 en Estados Unidos, donde 221 veteranos de guerra se infectaron con la bacteria en un hotel de Filadelfia y 34 de ellos murieron. EFE


Anuncio