Nueva Jersey invertirá 7 millones en campaña contra cigarrillos electrónicos

EFE

El Departamento de Salud de Nueva Jersey invertirá cerca de siete millones de dólares en una campaña para luchar contra el consumo de tabaco y de cigarrillos electrónicos entre la juventud, incluyendo programas de educación de estudiantes y ayuda para dejar de fumar.

Salud detalla en una nota que el dinero se destinará a planes educativos para advertir de los riesgos que conlleva fumar e inhalar vapores de nicotina altamente adictivos, así como la formación de "Equipos de Acción Juvenil" para que los adolescentes ayuden a otros a reducir el consumo o la puesta en marcha de una línea telefónica para ayudar a quienes quieran dejarlo.

"Fumar mata cada año a más americanos que el alcohol, el sida, los accidentes de tráfico, las drogas, los homicidios y los suicidios, todos juntos", asegura el responsable del departamento, Shereef Elnahal, para quien estas muertes son "prevenibles".

Los fondos para estos programas provienen de una ley estatal de 2017 que establecía que el 1 % de los ingresos provenientes de la venta de tabaco, cigarrillos y cigarros electrónicos debe ser destinados automáticamente a programas para informar contra su consumo.

En tanto que el consumo de tabaco en el estado de Nueva Jersey ha descendido en la última década, el consumo de cigarrillos electrónicos ha aumentado de manera significativa.

También existe una preocupación federal al respecto, con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) a punto de anunciar un veto a la venta de cigarrillos electrónicos mentolados y la puesta en marcha de límites a la venta de estos dispositivos, según informaron medios locales.

Ayer mismo, la compañía Juul, que comercializa uno de los tipos de cigarrillos electrónicos más vendidos de estas características, anunció que dejará de vender en tiendas sus dispositivos con sabores afrutados como el de mango o pepino para lidiar con los niveles "epidémicos" -de acuerdo con la FDA- del "vapeo" (como se denomina a esta práctica) entre los adolescentes.

El previsible anuncio de los límites a la venta de tabaco ha provocado que las empresas tabaqueras sufran pérdidas importantes en Wall Street: pasada la media sesión, British American Tobacco se dejaba un 1,8 %, el grupo Altria cedía el 1 % y Philip Morris perdía un 0,9 %.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°