Anuncio

Pacientes no aprovechan beneficios de Seguro Popular mexicano, dicen expertos

Una mujer espera su turno para ser atendida en el Seguro Popular. EFE/Archivo

Una mujer espera su turno para ser atendida en el Seguro Popular. EFE/Archivo

EFE

El costo de atención para un paciente con cáncer colorrectal en México va de los 700.000 pesos (37.660 dólares) hasta 1 millón de pesos (53.800 dólares), por lo que pocos de quienes padecen este mal y no cuentan con seguridad social pueden costear de su bolsillo sus tratamientos.

Es por ello que en el 2003 el gobierno mexicano creó el Seguro Popular, una política pública que busca, a través del aseguramiento público en salud, brindar protección financiera a la población que carece de seguridad social, asegurando su acceso a servicios de salud.

Sin embargo, la eficiencia de esta política se ha visto mermada debido a que tanto pacientes como médicos desconocen cómo funciona este beneficio y cuáles son sus alcances.

“Muchos sabemos que existe, pero es un sistema difícil de entender, mucha gente no sabe cómo acceder, qué coberturas y padecimientos son cubiertos, cuáles son los hospitales acreditados y eso hace muy difícil el acceso a sus beneficios”, señaló Francisco Freyria, director de la Fundación Fomento de Desarrollo Teresa de Jesús (Futeje).

El directivo señala que, de los pacientes que llegan a pedir apoyo a su fundación, el 100 % desconoce que podrían tener acceso al Seguro Popular.

En su participación en el tercer Encuentro Plataforma Nacional en Cáncer Colorrectal, el doctor Enrique Hidalgo Islas, director de gestión de Servicios de Salud del Régimen Estatal de Protección Social en Salud de Querétaro, aseguró que el Seguro Popular ha sido “un acierto, pues es una política que cubre más de 1.000 enfermedades”.

Sin embargo, para los pacientes en ocasiones esto no resulta suficiente, pues el Seguro Popular no cubre infartos cardiacos en personas mayores de 60 años, accidentes cerebrovasculares, diálisis después de insuficiencia renal, esclerosis múltiple y cáncer de pulmón, estómago y páncreas, ni siquiera accidentes comunes.

“En el caso del cáncer colorrectal, al principio si cubría el 100 % de la enfermedad, pero ha habido adecuaciones y ahora no sabemos qué es lo que abarca”, explica Freyria.

No obstante, el doctor Hidalgo Islas asegura que la cobertura para este padecimiento, al menos en el Hospital General de Querétaro, es de 200.000 pesos (10.760 dólares), lo cual está lejos de lo que, según el Instituto Nacional de Cancerología, se necesita para atender a un paciente, costo que oscila entre los 700.000 pesos (37.660 doláres) y el millón de pesos (53.800 dólares).

Patricio González, coordinador de grupos de pacientes de la Asociación Mexicana de lucha contra el Cáncer (AMLCC), dijo que es necesario acreditar más hospitales para atender enfermedades como el cáncer colorrectal, además de educar a los médicos para facilitar la atención a pacientes.

Por último, Freyria pidió hacer el Seguro Popular más sencillo “que sea entendible para toda la población, sobre todo para aquellos que no tienen los medios para acceder a entenderlo”, finalizó. EFE


Anuncio