La gráfica narrativa de Carolina Castañeda vive en un libro ilustrado que busca conscientizar sobre el abuso sexual

La artista visual Carolina Castañeda trabaja en la secuela de la novela gráfica La breve pero significativa lucha de la niña ajolote, libro que intenta concientizar sobre el acoso sexual hacia las mujeres, muchas veces visto de manera habitual.

La inspiración para tratar el tema fueron sus propias vivencias y recuerdos de niñez, por lo cual escribió su primer libro como acompañamiento para las niñas y mujeres que han vivido el acoso sexual y no saben cómo afrontarlo. También es un mensaje para que los hombres sean conscientes de las consecuencias de sus acciones.

En su gráfica narrativa el mensaje principal es no quedarse calladas: “El acoso está normalizado dentro de nuestra cultura, no solo en México”, dijo Castañeda. “Considero que esto es a nivel mundial y que es un tema que se debe de visibilizar. Hay que poner el dedo en la llaga para que las cosas cambien”.

El mayor reto para la artista fue encontrar la forma de hablarle a un público adolescente en un lenguaje adecuado acerca de esta problemática. Lo encontró a través de ilustraciones a manera de viñeta, un recurso que cautiva hasta el final de sus páginas.

Con dibujos coloreados en alegre naranja, el libro relata la historia de Tita, una niña amante de los ajolotes, quien atraviesa los cambios de la adolescencia con transformaciones físicas y psicológicas complejas, tanto para ella como para su madre.

En La breve pero significativa lucha de la niña ajolote, Tita aprenderá a levantar la voz, a ser inspiración para sus compañeros y a involucrarse activamente en los problemas sociales, además lo hará con un humor irreverente.

Apenas en noviembre pasado, Castañeda presentó el libro dentro del marco de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil en la Ciudad de México. También participó en las actividades de la Feria del Libro de Oaxaca, específicamente dentro de su programa infantil, FILOANDO. Asimismo, llevó a cabo una firma de autógrafos en la FIL de Guadalajara y una charla en diciembre en su natal Tijuana.

Tras la positiva recepción, la editorial Edelvives organizó más presentaciones durante 2019: una fecha en la Ciudad de México, en la Feria del Libro del Palacio de Minería; en Oaxaca, en las conmemoraciones del ocho de marzo, Día Internacional de la Lucha por los Derechos de las Mujeres; y se espera que en mayo presente el libro en La Feria Internacional del Libro de Tijuana.

“Las imágenes son muy familiares, no solo le llega a un público adolescente, también al público adulto, y más en estos tiempos en que la lectura está tan devaluada”, aseguró Castañeda.

La breve pero significativa lucha de la niña ajolote  está disponible en las librerías Gandhi, Fondo de Cultura Económica, Péndulo, en la página de Edelvives-Progreso y Librerías Educal, entre otros.

 

La evolución de su obra

La gráfica narrativa ha sido una constante en la obra de Carolina Castañeda; desde pequeña realiza historietas, gran parte de su pintura y dibujo en sí mismos presentan características narrativas.

Tiene varios años trabajando cómics para publicaciones independientes. Como es el caso de Las increíbles aventuras de la chica escatológica y el niño gusano, La mujer de las tetas largas o Ana la vegetariana, los cuales son proyectos dirigidos a un público adulto.

A la par de la pintura u otras disciplinas en las que ha incursionado, la ilustración le ha permitido participar en conjunto con escritores en proyectos literarios; ha realizado portadas e interiores para Nuestra cama es de flores, compilación de poemas realizada por Roberto Castillo; La palabra en llamas, Oda a Star Trek y Primer vuelo de Elías Ramírez; y tres ediciones de la revista Limes de la Universidad Pedagógica Nacional campus Tijuana, entre otros.

El textil es un medio que le ha permitido conocer procesos de producción complejos y culturales, pero a pesar de lo interesante que es, o de lo atractiva que es la pintura, su trabajo siempre se ha inclinado por el dibujo.

“Ahora es a lo que más le apuesto y dedico tiempo, el dibujo me parece un medio muy noble y moldeable que me ha acompañado en toda mi vida artística y creo que es momento de dejar de desdeñarlo y darle la importancia que merece”, concluyó Castañeda.

 

Artista tijuanense

Carolina Castañeda es una artista plástica nacida en Tijuana. Egresada de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) con una maestría en Artes Visuales por la Universidad Nacional Autónoma de México en la disciplina de arte y entorno con el Proyecto Antimapas.

Fue becaria por el Instituto de Cultura de Baja California en el programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) 2011, en la categoría de Jóvenes Creadores con el Proyecto de escultura blanda Bitácora localizada.

Actualmente radica en Oaxaca y se dedica a la producción de obra, principalmente a la ilustración y arte textil, así como a la docencia en artes plásticas.

Ha participado en varias exposiciones individuales y colectivas a nivel nacional e internacional, su obra se ha exhibido en la Ciudad de México, Tijuana, Mexicali, San Diego, Los Ángeles, Nueva York y Santiago de Cuba.

Posee tres cuentos para público infantil aún inéditos: La niña en fuga y motobebé, Ramón ojos de nuez, El conejo y la guayaba.

Cabe mencionar que tiene un cariño especial por Tijuana, a la cual agradece su visión. “Creo que mi obra nunca hubiera sido la misma si yo no hubiera crecido en esa ciudad, mi perspectiva ante el mundo, por lo tanto ante el arte, está marcada por esa ciudad. Tijuana me dio las herramientas para crear como lo hago y eso no tiene precio para mí”, finalizó Castañeda.

Puedes seguir su trabajo en Instagram @dibujar_es_bien_sabroso, en Facebook como Carolina Castañeda y en el website www.carolinacastaneda.com

 

Muñoz es periodista independiente.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°