Anuncio
Share

Escritor Norman Manea: Del dolor a la literatura

Radicado en Estados Unidos, Norman Manea aborda en sus obras el exilio, el Holocausto y la vida cotidiana en la Rumania comunista.

Radicado en Estados Unidos, Norman Manea aborda en sus obras el exilio, el Holocausto y la vida cotidiana en la Rumania comunista.

De niño conoció los horrores de un campo de concentración; en su juventud, sufrió la dictadura y, en su madurez, afrontó el exilio, pero Norman Manea (Rumania, 1936) encontró en ese periplo su verdadera patria: la literatura.

El narrador y ensayista rumano, quien aborda en su obra los males del siglo XX, como el Holocausto, la dictadura o el exilio, se alzó como ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2016.

“Sus grandes temas son las lecciones de la memoria, la absurda violencia del siglo pasado, sus repercusiones en el presente y, quizá, por sobre todo, la cuestión de la identidad itinerante”, declaró el lunes Mercedes Monna, portavoz de un jurado integrado también por Alberto Manguel, Louis Chevaillier y Philippe Daros.

Es la primera vez que el premio recae en un escritor en lengua rumana, que Manea describe como una lengua del este de Europa derivada del latín, que mezcla mucho del eslavo y del griego, y con influencia turca.

Aunque, como él dice, muchas veces se olvida que el rumano es una lengua latina.

Considerado entre los autores vivos más importantes de la literatura europea, él se define como un rumano nacido en una familia judía, escritor en lengua rumana -su auténtica patria- y un europeo que vive en América.

El premio, dotado con 150 mil dólares, le será entregado el 26 de noviembre, durante la inauguración de la FIL de Guadalajara.

Aprender del exilio

Por ser judío, Norman Manea fue llevado a los 5 años de edad al campo de concentración de Transnitria, en Ucrania´, lo que marcó su vida y su obra literaria.

“La historia de la tiranía es tan vieja como la propia historia de la humanidad, y sus desastrosas consecuencias nunca han logrado evitar que su dinámica reaparezca en lugares nuevos y viejos, en nuevas épocas y bajo nuevas formas de pesadillas”, escribió en un artículo publicado por El País en mayo.

Manea estudió ingeniería, pero halló en la literatura su verdadera vocación y un espacio para la expresión de sus ideas. Durante la dictadura comunista de Nicolae Ceaucescu, fue considerado un escritor incómodo, opositor al régimen y forzado a salir de su país.

En 1986, se exilió en Alemania y después se trasladó a Estados Unidos, donde reside hasta hoy.

Ha descrito el exilio como un cambio profundo y no precisamente agradable, pero del que se puede aprender mucho.

En español, circulan sus libros El regreso del húligan, Payasos, Felicidad obligatoria y El sobre negro, editados por Tusquets. Mientras que La quinta imposibilidad. Judaísmo y escritura circula en Galaxia Gutenberg.

El regreso del húligan, historia autobiográfica, es considerada su obra cumbre y una de las novelas fundamentales sobre el exilio.

Actualmente, prepara la novela The Shadow: The Wandering Years of Peter S.


Anuncio