Anuncio
Share

Líderes religiosos contemplan cómo unir a parejas del mismo sexo

John Joseph Reid y Larry Turnerson pareja y sacerdotes de la iglesia católica independiente Divine Mercy Chapel en Wilton Manors.
John Joseph Reid y Larry Turnerson pareja y sacerdotes de la iglesia católica independiente Divine Mercy Chapel en Wilton Manors.
( (John Joseph Reid, Cortesía))

Algunos líderes religiosos se preparan para oficiar matrimonios entre parejas del mismo sexo
El fin de la prohibición de las uniones entre personas del mismo sexo será el comienzo de nuevos retos para los líderes espirituales del sur de Florida.

Para muchos líderes cristianos la opción de tener ese tipo de ceremonias es difícilmente una opción.

Las doctrinas de la iglesia Católica y de muchos evangélicos así como los protestantes, lo hacen imposible.

Pero iglesias católicas independientes, algunas denominaciones protestantes y grandes ramas del judaísmo lo han aceptado como una idea que varía de cierta forma. Algunos estén viendo cómo es que las uniones entre personas del mismo sexo pueden implementarse y aun mantener la fe. Otros ya han realizado nupcias que no son reconocidas por el estado.

Hace unos días, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos decidió no extender la espera que algunas autoridades estatales querían para defender la prohibición. Los jueces Antonin Scalia y Clarence Thomas no estuvieron de acuerdo con la mayoría de los jueces del Supremo. Las ceremonias deben ser permitidas a partir del 6 de enero, atendiendo una orden de la corte de apelaciones del 11vo circuito en Atlanta, Georgia.

Pero algunos líderes religiosos son categóricos en sus convicciones acerca de unir a dos personas del mismo sexo.

“Lo haremos en la capilla, en la playa, en un hotel, donde ellos quieran… en tanto incluyan a tu madre, serás feliz”, dijo el sacerdote de 82 años, John Joseph Reid, de Divine Mercy Chapel, en Wilton Manors.

Reid ya ha presidido varias nupcias entre personas del mismo sexo, aunque éstas no son reconocidas por el estado. Reid se identifica a sí mismo como un sacerdote católico, aunque Divine Mercy no tiene afiliación con la iglesia Católica Romana. Es una de las muchas iglesias católicas independientes que han roto su vínculo con Rome debido a su visión de homosexualidad, sacerdotes mujeres, aborto y otros asuntos controversiales.

“Yo hago lo mismo que hacen otros sacerdotes —los mismos sacramentos, y todo eso”, dijo Reid. Él y su pareja por 41 años, quien es también un sacerdote, se casaron en Massachusetts hace 10 años, aunque la ceremonia no tuvo lugar en una iglesia.

“Nos paramos frente a un juez quien era además una amiga mía y ex monja”, agregó.

De las 35 personas de su feligresía, Reid dijo que él tiene tres parejas gay esperando el visto bueno del Estado para contraer nupcias.

“La mayoría de la gente quiere casarse”, dijo Reid. “Se quieren casarse por los beneficios que la unión ofrece y quieren que el Estado lo valide. Ellos ya han validado el amor entre ellos”.

Para otros líderes religiosos, tratar de encontrar la forma de unir a dos personas del mismo sexo es un poco más delicado.

El rabino David Steinhardt es el rabino senior del temple B’nai Torah, la congregación judía conservadora más grande en Boca Ratón. Dijo que su congregación está abierta a todo el que quiera, y que, a la luz de la legalización de las uniones del mismo sexo, él y otros líderes de la sinagoga están tratando de ver la forma de acatar la ley judía y al mismo tiempo ofrecer ceremonias de compromiso para homosexuales y lesbianas.

“Una ceremonia para una pareja heterosexual definida por la tradición judía tiene dimensiones que son específicamente relacionadas a un hombre y una mujer, pero la capacidad de evolución de la tradición y de crear nuevos rituales para parejas del mismo sexo existe y está siendo desarrollada”, dijo.

Steinhardt estimó que un tercio o la mitad “si no más” de las 1,400 familias en su congregación tienen familiares gay. Usó ese dato para explicar por qué las uniones gay afectan a más que tan solo a los homosexuales. Y Steinhardt dijo que en su experiencia, su visión de los derechos LGBT son indicativos de la posición de los rabinos conservadores en general.

“Yo diría que los rabinos conservadores se han pasado al lado liberal del tema en este asunto”, dijo. “No es solo la liberalización de la sociedad sino el entendimiento de que la homosexualidad es determinado biológicamente y naturales para los que son gay”.

El reverendo Joel Slotnick, de la First Congregational Church en Fort Lauderdale, es homosexual, pero eso no quiere decir que él presidirá ceremonias para unir a parejas gay o lesbianas cuando se levante la prohibición en Florida.

“Si quieres igualdad, tienes que ser tratado igual”, dijo Slotnick, y eso significa que debes conocer a la pareja.

“A mí me gustaría asegurarme de que la pareja está lista para dar ese paso, y no solo hacerlo porque está de moda”, agregó Slotnick. “Si han estado juntos solo un mes, personalmente no lo haría. Pero si han estado juntos por un año y están convencidos en comprometerse, me parece bien”.

First Congregational incluye feligreses heterosexuales y homosexuales, y hay algunas parejas gay cuyo compromiso ya ha sido afirmado por Slotnick. El religioso tiene prevista la primera ceremonia nupcial de personas del mismo sexo programada para el 31 de enero.

En la Iglesia Episcopal St. Paul, en Delray Beach, parejas del mismo sexo que han contraído nupcias en otros estados, han sido bendecidos en una ceremonia en la iglesia. El rector interino, el reverendo David Knight, dijo que el nuevo rector llegará en enero, pero la iglesia probablemente continuará abierta a las ceremonias entre personas del mismo sexo.

Knight es uno de los 12 ministros episcopales que integran un grupo nacional encargado de actualizar la liturgia nupcial de la iglesia. El grupo entregará un reporte en enero, y en verano la iglesia votara si hace o no los cambios,

“El reporte completo será una gran lectura para los aficionados teológicos”, aseguró Knight.

Dan Levin es el rabino de Temple Beth El en Boca Ratón, una de las sinagogas reformistas más grandes del sur de Florida. Según Levin, su congregación está lista para las uniones del mismo sexo, y ya tiene planes para realizar las ceremonias. De hecho, Levin ya ha presidido media docena de ellas en estados donde las uniones son legales.

“Nuestra congregación cree firmemente que al Santísimo no le importa el género de los enamorados”, dijo. "Él cree en la santidad del amor”.

Levin y su congregación defienden los derechos de los gay. Dice que lo califica como “la pregunta moral de nuestro tiempo de la misma forma que hace 50 años estábamos construyendo los derechos civiles de las personas según el color de su piel”.

Por eso, la sinagoga, junto con la Anti-Defamation League, están planeando un foro sobre los derechos de los LGBT el 19 de enero, día de Martin Luther King.

“Queremos hacer lo mismo ahora, para que la gente t


Anuncio