Anuncio

La UE pide a México identificar y juzgar al asesino de activista indígena

Fotografía cedida por la organización ambiental Goldman del activista mexicano Isidro Baldenegro, galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara, y quien fue asesinado a tiros el fin de semana pasado en el norteño estado de Chihuahua, confirmaron hoy a Efe fuentes oficiales. EFE/Organización Ambiental Goldman/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida por la organización ambiental Goldman del activista mexicano Isidro Baldenegro, galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara, y quien fue asesinado a tiros el fin de semana pasado en el norteño estado de Chihuahua, confirmaron hoy a Efe fuentes oficiales. EFE/Organización Ambiental Goldman/SOLO USO EDITORIAL

La delegación de la Unión Europea (UE) y las embajadas de los Estados miembros en México pidieron a las autoridades identificar y juzgar a los responsables del asesinato a tiros la semana pasada del activista indígena Isidro Baldenegro.

En un comunicado expresaron su confianza “en que las autoridades mexicanas competentes desplieguen todos los esfuerzos para llevar a cabo una investigación expedita para identificar y juzgar a los responsables”.

Asimismo, lamentaron “profundamente” el asesinato del activista, galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara.

Baldenegro fue asesinado a tiros el pasado 15 de enero en el estado norteño de Chihuahua.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) repudió en otro comunicado el asesinato de Baldenegro en la municipalidad de Guadalupe y Calvo, estado de Chihuahua.

“El fatal ataque contra Isidro Baldenegro se dio en un contexto de violencia en la localidad que afectaba particularmente a la comunidad indígena. En 2016, tres integrantes de la comunidad, quienes también se oponían a la tala ilegal y al despojo de sus tierras, fueron asesinados”, señalaron las instituciones.

El representante en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Jan Jarab, declaró que “este asesinato es una alerta más sobre la situación de extrema vulnerabilidad que viven las defensoras y los defensores de derechos humanos en la Sierra Tarahumara”.

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González, apuntó que “las agresiones cometidas en contra de las personas defensoras generan impactos de tipo colectivo, pues son muchas las personas y los derechos que se ven afectados al obstruir el trabajo de las y los defensores”.

En días recientes, la ONU y la OEA condenaron también el asesinato del activista.


Anuncio