Anuncio
Share

Se debilitan las ventas en la industria automotriz Estadounidense

Octubre fue el tercer mes consecutivo del debilitamiento de ventas en la industria automotriz, un patrón que no se veía desde la recesión. Las ventas de autos nuevos cayeron un 4,4%, impulsadas sólo por la subida en ventas de camiones y SUV’s.

Las ventas de automóviles en toda la industria cayeron un 12,6% en octubre, mientras que las ventas de SUVs, furgonetas y camionetas aumentaron 1,6%. La disminución se debe en parte a dos días menos de venta en el mes comparado con Octubre del 2015. Pero la tendencia es que el resurgimiento del sector está empezando a disminuir.

En general, el crecimiento de la industria se ha reducido en los primeros 10 meses del año, en apenas un 0,1%. Hasta el momento las ventas de automóviles han caído un 8,7%, mientras que los SUV, furgonetas y camionetas han ganado un 7%.

Octubre también marca el final de los acuerdos de verano y las tasas de interés promocionales. Las últimas cifras vinculan la tasa media de interés de los nuevos automóviles al 4,6%, la más alta desde junio.

Sólo cuatro fabricantes de automóviles lograron avanzar el mes pasado, Subaru, Mitsubishi, Hyundai-Kia y Jaguar Land Rover.

Casi todas las grandes marcas vieron un descenso en las ventas de vehículos nuevos el mes pasado, pero algunos fabricantes de automóviles con SUV nuevos o renovados reportaron ganancias. Las ventas en Jaguar, que introdujo su primer F-Pace SUV a principios de este año, se han triplicado para ser el mejor rendimiento de la marca octubre desde 2004.

“Estamos encantados de que Jaguar esté siendo la marca de más rápido crecimiento en los Estados Unidos y se acerca a un aumento del 100% durante el año con la fuerza de una serie de nuevos productos”, dijo en un comunicado Joe Eberhardt, Presidente y CEO de Jaguar Land Rover North America.

A pesar de la recuperación de la industria después de la recesión, los bajos precios de la gasolina han sostenido la demanda de vehículos más grandes.

Y esta tendencia deja satisfecho a los fabricantes ya que los vehículos más grandes significan mayores ganancias, en la mayoría de los casos.

El volumen de General Motors cayó un 1,7 por ciento, ya que continuó enfatizando las ventas a clientes individuales sobre las entregas de la flota. Nissan cayó un 2,2 por ciento, mientras que Honda cayó un 4,2 por ciento y Toyota perdió un 8,7 por ciento.

El descenso del 10 por ciento de FCA incluyó una segunda baja mensual consecutiva en Jeep, una de las otrora marca más caliente de la industria, que ha sufrido muchos retiros por problemas mecánicos. Las ventas de sus filial Italiana Alfa Romeo casi no existen y las de Fiat caen estrepitosamente

La demanda de pick ups, crossovers, y SUV’s propulsó las ventas que de otro modo hubieran sido lentas en varias marcas. En Toyota, las ventas cayeron un 9%, pero su SUV de tamaño mediano Highlander vendió un 33% más de unidades, catapultando a su mejor récord de ventas de octubre.

Las ventas de Honda fueron de un 2%, con el SUV compacto de la marca, el CR-V, informando sus mejores ventas de octubre. La marca Acura de Honda informó un descenso del 20% en las ventas totales, pero dijo que su nuevo SUV de tamaño mediano MDX, lideró un aumento de 8,4% para su división de vehículos mas pesados.

Las ventas de SUV de Porsche subieron un 40% debido a la mayor demanda del SUV compacto Macan, elevando la marca a un 11% en octubre. En BMW, los SUV’s eran un punto brillante, que representaba el 47% de las ventas de octubre de la marca, incluso cuando el rendimiento cayó un 18% en general.

La tendencia es que la volatilidad del mercado de los Estados Unidos es más evidente a medida que el ritmo de ventas continúa disminuyendo desde el pico del 2015. Ford no ha podido reportar sus ventas, debido a un incendio en el edifico central de la automotriz.


Anuncio