Porsche no ofrecerá más automóviles con motores diésel

La automotriz alemana quiere reorientar sus esfuerzos en la tecnología de automóviles híbridos y eléctricos, dejando atrás los problemas de los motores diésel y el “Dieselgate” que lo estuvo acosando.

El anuncio oficial de la marca en dejar de vender sus automóviles con motores diésel, consigna las versiones diésel de los SUV Cayenne y Macan, así como el Panamera de 4 puertas, y viene luego de la pausa de Porsche en la producción de autos diésel a principios de este año.

La automotriz alemana había suspendido la producción de todos sus modelos diésel, a la luz del creciente escepticismo de los consumidores con respecto a tales vehículos, y un creciente interés en la tecnología eléctrica híbrida y pura.

Porsche planea invertir seis mil millones de euros en la tecnología de los automóviles eléctricos para 2022, señalando que el 63% de las Panameras vendidas en Europa ya son híbridas.

La demanda de motores diésel está en línea con la disminución de la popularidad de los automóviles diésel en todo el mercado. Solo el 12% de las ventas mundiales de Porsche en 2017 fueron a diésel.

El nuevo Porsche 911 usará tecnología híbrida, y el primer automóvil eléctrico de Porsche, el Taycan, llegará a los concesionarios en 2019 y la marca predice que en 2025 el 50% de sus ventas de automóviles nuevos podría ser puramente eléctrico o híbrido.

Pero, para apaciguar a los puristas y seguidores de la marca, la automotriz señala que el seguirá el desarrollo de motores de combustión interna más potentes y eficientes, ya que sigue siendo una parte central en su futura estrategia.

Anteriormente se pensó que la caída de la demanda y las investigaciones en curso por parte de las autoridades ambientales, a la luz del escándalo de emisiones del “Dieselgate” del Grupo Volkswagen (que incluye a Porsche), habían llevado a la automotriz a solicitar tiempo para saber que hará con los motores diésel.

Por un tiempo, Porsche insinuó que simplemente se estaba tomando un respiro de los motores diésel, mientras mantenía abiertas sus futuras opciones de planificación de productos. Ahora sabemos que la era de los motores diésel de Porsche ha llegado a su fin.

En 2017, junto con Audi y Volkswagen, Porsche emitió una actualización voluntaria de software para los propietarios de vehículos diésel equipados con los llamados "dispositivos de derrota".

Porsche admitió que la eliminación del diesel Macan S de la venta a principios de 2018 estaba vinculada a una consulta continua con las autoridades en relación con otra actualización de software, sugiriendo que Porsche había decidido utilizar ese modelo en particular en lugar de rediseñarlo para su evaluación bajo nuevo procedimiento mundial de prueba de vehículos ligeros armonizados (WLTP).

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°