Anuncio
Share

Hyundai mostró unos bocetos del nuevo Santa Fe antes de su presentación en Ginebra

La cuarta generación del Hyundai Santa Fe tendrá un diseño drásticamente diferente y una nueva tecnología de interiores, para darle al modelo una mejor posibilidad de luchar contra sus adversarios en el duro segmento de los SUV’s.

La automotriz lanzo unos bocetos del exterior del nuevo automóvil antes de su presentación en Corea del Sur y luego en el auto show Ginebra en el mes de marzo.

Los bocetos muestran un frontal agresivo con un diseño de faro dividido, similar al del Kona, pero más pequeño, y una parte trasera pellizcada con un portón trasero en ángulo.

La automotriz quiere destacar su nueva tecnología, que llega con una alerta de ocupante trasero, una advertencia para avisar al conductor al salir del automóvil si hay alguien en los asientos traseros (se acuerdan de la mujer que se olvidó a su hijo), y un sistema automático de frenado de emergencia (AEB) añadido al sistema de alerta de tráfico cruzado, tanto en avance como en retroceso.

El vehículo fue desarrollado en parte en el circuito de Nürburgring, ya que la automotriz busca agudizar el manejo de su nueva línea probando todos sus modelos allí, sin importar cuán enfocados en el desempeño estén.

Klaus Köster, director de vehículos de alto rendimiento de Hyundai en Europa dijo: “Sería muy agradable que en 10 o 15 años podamos tener a la gente en la calle viendo a Hyundai como una marca que fabrica autos que son divertidos de manejar”. Todo es posible.

“Ya nos hemos establecido como un fabricante de automóviles confiable y de calidad que fabrica automóviles con buenos diseños”, dijo Köster. “Pero ahora tenemos el conocimiento para agregar deportividad a esa imagen, que es algo que a los compradores jóvenes les gusta”.

El Hyundai Santa Fe es producido por el fabricante surcoreano desde 2000. Lleva el nombre de la ciudad de Santa Fe, Nuevo México, y fue introducido para el año modelo 2001 como el primer SUV de Hyundai, para salir a competir en un creciente segmento que hoy es el más grande.

El Santa Fe fue un hito en el programa de reestructuración de la compañía a fines de la década de 1990, porque, a pesar de recibir críticas de los periodistas, el SUV fue un éxito entre los compradores estadounidenses.

El SUV era tan popular que a veces, Hyundai tenía problemas para abastecer la demanda, ya que se convirtió rápidamente en el mejor vendedor de la automotriz y contribuyó crecimiento de Hyundai en los Estados Unidos.

A partir de 2007, el Santa Fe se encuentra entre el crossover compacto ligeramente más pequeño Tucson y el crossover de lujo más grande, el SUV Veracruz.


Anuncio