Ford Mustang GT, el icono deportivo que nunca deja de impresionar

Introducido el 17 de abril de 1964, el Ford Mustang fue el lanzamiento más exitoso de la automotriz en su historia, creando la clase de los"pony car" de automóviles estadounidenses, y haciéndolo un icono mundial.

La producción del Mustang ya ha pasado a 10 millones de unidades en sus años de vida, y es el auto deportivo más vendido en los Estados Unidos en los últimos 50 años y el auto deportivo más vendido del mundo por tres años consecutivos.

Para el 2018, esta generación del Mustang recibe su primer refrescada de mitad de ciclo.

Estilos y opciones

El Ford Mustang está disponible en los modelos EcoBoost, EcoBoost Premium, GT (el que probé) y GT Premium para estilos de carrocería coupé (fastback). Los convertibles están disponibles en todos los modelos excepto GT (se ofrece GT Premium).

Los paquetes de opciones incluyen el paquete Performance, una versión única de la cual está disponible para los modelos EcoBoost y GT. Esto incluye frenos más grandes, ruedas de 19 pulgadas y neumáticos de verano, una relación diferencial más corta, un radiador más grande, muelles delanteros más rígidos y una barra estabilizadora trasera más grande.

Las características opcionales incluyen un grupo de medidores digital, volante con calefacción, un sistema de navegación, diversos paquetes de diseño de interiores y exteriores, asientos deportivos delanteros Recaro, un sistema de sonido de 12 bocinas.

Motor y transmisión

El GT intensifica el rendimiento del Mustang, ya que viene con un V8 de 5.0 litros con 460 caballos de fuerza y 420 libras pies de torque, que ha sido revisado para 2018 con la implementación de inyección directa y de puerto y una serie de otros cambios.

La caja de cambios manual de seis velocidades del GT también se revisa este año. La transmisión automática de 10 velocidades es opcional.

Estilo interior

El interior del Mustang es un esfuerzo de Ford a un deportivo de primera clase, con materiales de buena calidad y divertidos florecimientos de poni sin pasar por encima de lujos extremos. El tablero de dos capuchas se ve genial.

La mayoría de los botones y palancas funcionan con facilidad y se sienten bien construidos, aunque los interruptores de palanca de imitación de metal son más endebles de lo que parecen.

Las largas puertas del Mustang son incómodas en lugares estrechos, pero los asientos delanteros no son tan bajos como podrías pensar, por lo que no bajas demasiado. Los refuerzos laterales Recaro, pueden requerir contorsiones adicionales para moverse. El acceso al asiento trasero es una ardua tarea.

Su sistema de audio de nueve parlantes es electrizante. Trae Apple CarPlay y Android Auto, y una pantalla táctil de 8- pulgadas con el sistema de info-entretenimiento Sync 3.

El Mustang es un auto notablemente más práctico que su principal rival, el Camaro, ya que tiene un acceso más fácil al maletero, más volumen de carga y una cabina más amigable. El maletero registra unos 13.5 pies cúbicos.

Seguridad

Las características de seguridad estándar incluyen frenos antibloqueo de disco, de tracción y control de estabilidad, una cámara de vista trasera, airbags laterales en los asientos delanteros, airbags laterales de cortina y airbag de rodilla del conductor.

Trae control de crucero adaptado y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia, asistencia automática de luz de carretera, monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, asistencia para mantenimiento de carril, limpiaparabrisas con sensor de lluvia y más.

En carretera

El motor V8 de 5.0 litros del GT es realmente una joya. Es poderoso y notablemente dócil. Tal vez demasiado, ya que la nota del escape es bastante mansa. Aunque la suspensión estándar parece menos plantada que la Performance Pack, los límites del automóvil son más o menos los mismos. Es más suave, pero apenas embrutecido.

Sin el Performance Pack, significa que no hay un pedal de freno ultra-sensible, lo cual es un alivio en la conducción diaria, el pedal es firme pero fácil de modular. El GT siente un poco sintético en condiciones normales, pero rápidamente se convierte en un aliado en las curvas rápidas.

La suave propulsión del acelerador mantiene la mayoría de esos 435 caballos en el establo. La sensación de freno lineal es muy bienvenida.

Para mi entender, conducir un Mustang es una sensación especial que no la dan otros competidores, ya que con el V8 del GT, uno se siente el rey del camino.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°