Cuáles son los vehículos que pierden más valor de reventa luego de 5 años

Cuáles son los vehículos que pierden más valor de reventa luego de 5 cinco años

Cuando usted compra un auto o una casa, su valor fluctúa. En la propiedad de vivienda, la expectativa es que el valor aumenta. Pero en los autos, la expectativa es que perderá su valor, salvo que compre algún modelo de colección, y espere unos 30 años. 

La tasa real de amortización afecta cosas como las primas de seguros y los pagos de arrendamiento. Un estudio reciente del sitio ISeeCars.com, evaluó los vehículos que tienen las mayores y menores diferencias de precios en cinco años.

Tenga en cuenta que un automóvil que se deprecia demasiado rápido, el concesionario tratará de pasar esa pérdida de valor a usted en forma de pagos de arrendamiento más altos, ya que cuando usted se lo regrese este auto perderá mucho valor y le será más difícil al concesionario ponerlo en forma y venderlo a un precio justo.
 
Aquí tiene la lista de los 10 vehículos con la depreciación más rápida del mercado:

10. Cadillac CTS

Depreciación a cinco años: 57,7%

El Cadillac CTS nuevo del 2012 costo por $ 54.337 dólares, pero ahora vale alrededor de $ 22.968 dólares.

El modelo 2012 representaba uno de los últimos años de la generación del sedán CTS.

9. Volvo S60

Depreciación a cinco años: 58,5%

Cuando era nuevo, un Volvo S60 de 2012 tenía un precio promedio inicial de $ 41,909 dólares. Hoy en día, el precio promedio de venta es de $ 17.398 dólares.

Este fue el segundo año de la segunda generación de la S60, lo que representaba una gran salida en el diseño para el fabricante de automóviles sueco.

8. Land Rover Range Rover

Depreciación a cinco años: 58,5%

Range Rovers son conocidos por sus costosos precios cuando son nuevos. Pero con muchas características eléctricas, hay varias que no llegan a los 5 años, lo que lo hace perder mucho valor.

Por ejemplo, el precio inicial promedio de un Land Rover Range Rover del 2012 fue de 111.396 dólares, pero uno de estos hoy costará 46.192 dólares.

7. Chevrolet Volt

Depreciación a cinco años: 58,7%

El Chevrolet Volt es un vehículo revolucionario en su enfoque de ahorro de combustible. Pero el 2012 fue el segundo año de este nuevo vehículo, por lo que todavía había algunas cosas para arreglar. La navegación era una característica extra para el año modelo 2012.

El precio promedio de un modelo 2012 cuando era nuevo era $ 36.885 dólares, el precio medio de un Volt usado hoy ha caído a $ 15.240 dólares.

6. Volkswagen CC

Depreciación a cinco años: 58,8%

El Volkswagen CC fue el intento de VW de poner al Passat a otro nivel. Pero no funcionó.

El precio promedio de un nuevo CC en el 2012 fue de 34.841 dólares, pero desde entonces ha caído a un promedio de 14.366 dólares.  

5. Lincoln MKZ

Depreciación a cinco años: 59,1%

El Z en MKZ significa Zephyr, el nombre antiguo de este sedán de tamaño mediano. También muestra cómo está desactualizado este vehículo, ya que estaba apegado a sus raíces de tener nombres reales como el Continental.

El MKZ 2012 es el último año de esa generación. Mientras que el precio promedio de un nuevo MKZ era un costoso $ 42.294 dólares. El precio ha caído 59,1 por ciento, hasta unos más realistas $ 17,277 dólares.

4. BMW Serie 7

Depreciación a cinco años: 62,6%

La Serie 7 de 2012 fue el cuarto año de la quinta generación del sedán insignia de BMW. Estos eran modelos bien equipados, con muchas características extras que había que pagar, y un nuevo modelo que acaba de salir.

Eso ayuda a explicar una gran parte de la depreciación del 62,6 por ciento en los últimos cinco años.

El precio promedio de una nueva Serie 7 en el 2012 fue de $ 103.774 dólares, pero ha caído hasta $ 38.814 dólares.

3. Chevrolet Impala

Depreciación a cinco años: 63,4%

El Impala 2016 podría ser un sedán grande y competente, pero el 2012 tuvo un manejo despreocupado, estilo interior barato y materiales de segunda clase notoriamente inferiores.

El Impala 2012 tuvo un precio promedio de $ 32,864 dólares cuando era nuevo, pero cayó 63,4 por ciento en los últimos cinco años. Eso significa que usted puede conseguir un Impala 2012 por un promedio de solo $ 12.022 dólares.

2. Mercedes Benz Clase S

Depreciación a cinco años: 63,5%

Al igual que el Range Rover y la 7 Series, la Mercedes-Benz Clase S tiene un gran precio inicial, pero un montón de características tecnológicamente avanzadas que pueden fallar con el correr del tiempo, y al estar fuera de garantía su alto costo es evitado por los propietarios.

El modelo 2012 fue el segundo a último año modelo para la quinta generación del sedán grande.

La Clase S trajo un montón de nuevas características a la mesa, como la evitación de colisiones y la visión nocturna. Eso podría justificar su increíble precio inicial de $ 121,904 dólares en el 2012.

El precio de la Clase S del 2012 cayó 63.5 por ciento a $ 44.879 dólares por un modelo usado.

1. Nissan Leaf

Depreciación a cinco años: 68,3%

El Nissan Leaf fue uno de los primeros vehículos de venta masiva de todos los vehículos eléctricos y fue un gran negocio cuando llegó. Pero su valor ha bajado un increíble 68,3 por ciento desde su segundo año modelo.

Esta nueva plataforma del 2012, en gran parte sin probar, tenía un precio promedio de $ 32,361 dólares.

Pero con la competencia del nuevo modelo 3 de Tesla y el Bolt de Chevrolet en el horizonte, el precio de un 2012 a bajado $ 10.248 dólares, como una manera para atraer a compradores de vehículos eléctricos que luego de la baja de la gasolina no ha crecido mucho.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°