Con el EQC, Mercedes Benz entra en la batalla de los vehículos eléctricos de lujo

Mercedes-Benz reveló el primer vehículo completamente eléctrico en su línea de vehículos EQ, que fue anunciado por primera vez en 2016.

El EQC es un vehículo utilitario deportivo completamente eléctrico y se espera que entre en producción el próximo año y esté disponible en los Estados Unidos en 2020.

Agregue el EQC al popular Jaguar I-Pace, el recién anunciado Porsche Taycan, el Audi e-tron y un esperado anuncio de BMW, y ya el segmento estaría dándole batalla al líder Tesla.

Tesla está mostrando su Roadster de segunda generación en el mismo salón del automóvil suizo en el que Mercedes presentó el EQC, y la competencia por el mercado de vehículos totalmente eléctricos se está llenando.

El EQC tiene un rango de manejo estimado de alrededor de 279 millas con una carga completa y tiene dos motores eléctricos, uno manejando las ruedas delanteras y el otro manejando las ruedas traseras.

El motor eléctrico delantero está optimizado para la eficiencia en el rango de carga baja a media, mientras que el motor trasero agrega deportividad. Combinados, generan una potencia de 402 caballos de fuerza y un par máximo de 564 lb-ft.

La velocidad máxima de 112 mph es limitada electrónicamente, y la aceleración del automóvil de 0 a 60 mph se estima en 4.9 segundos. La capacidad de la batería es de 80kWh. Mercedes aún no ha puesto precio al EQC.

El año pasado, Mercedes anunció un plan de expansión de $ 1 mil millones para su planta de ensamblaje en Tuscaloosa, Alabama, donde la compañía actualmente construye sus SUV GLE y GLS para distribución mundial.

La expansión incluye una planta de baterías para permitir a la compañía construir sus modelos de EQC allí a principios de la próxima década. Los primeros EQC se construirán en la planta de la compañía en Bremen, Alemania.

No ha habido noticias de la compañía sobre el futuro de esos planes si las conversaciones comerciales entre los Estados Unidos y la Unión Europea no logran llegar a un acuerdo que el presidente Trump considera aceptable.

La planta de Tuscaloosa emplea a unas 3,700 personas y construye alrededor de 300,000 vehículos al año, de los cuales más del 70% se exportan.

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°