Anuncio

Nuevo sistema de medición ayudará al público a evaluar escuelas

El nuevo sistema ayudaría a evaluar mejor la calidad de las escuelas de California.

El nuevo sistema ayudaría a evaluar mejor la calidad de las escuelas de California.

(AP)

Así como el tablero de un auto les permite a los conductores comprobar rápidamente el estado de sus vehículos -desde los niveles de combustible hasta posibles advertencias de problemas con el motor-, el público pronto tendrá un sistema similar para evaluar las escuelas de un vistazo.

Al menos, esa es la idea.

La Junta Estatal Educativa tomó recientemente los últimos pasos para aprobar un nuevo sistema de rendición de cuentas, que ofrecerá una gran cantidad de información nueva para ayudar a los padres, educadores y al público en general a evaluar escuelas y distritos, el cual será dado a conocer al público en los próximos meses. El School Dashboard (tabla escolar) irá más allá de reportar simplemente los puntajes de las pruebas sin procesar. Las nuevas tarjetas de reporte también identificarán fortalezas y debilidades, y ofrecerán guía para asistencia.

El estado espera que el sistema esté funcionando para el año escolar 2017-18.

El superintendente estatal de instrucción pública, Tom Torlakson, dijo que la tabla será mucho más útil para los padres y el público que el anterior Índice de Rendimiento Académico, que se basaba en los resultados de las pruebas para producir un número para cada escuela.

“Este ambicioso sistema no fue fácil de montar”, dijo Torlakson en un comunicado.

La junta estatal también aprobó los estándares de desempeño para un indicador académico, que incluye los resultados de los estudiantes en las pruebas estandarizadas de artes del idioma inglés y de matemáticas, y herramientas para ayudar a los distritos a medir y publicar su progreso en dos indicadores locales: la implementación de estándares académicos y el compromiso de los padres.

El indicador académico identificará a las escuelas de bajo desempeño que reciben ayuda federal bajo la ley federal Every Student Succeeds Act (Que cada estudiante tenga éxito), la cual está programada para entrar en vigencia el próximo año para estudiantes de tercer a octavo grado.

El indicador académico se basará en pruebas estatales en las materias en inglés y matemáticas. Las escuelas serán calificadas en la medida en que las puntuaciones de los exámenes estén cercanas a las metas de competencia del estado. Para determinar esto, todos los puntajes serán promediados, y el promedio será comparado con un nivel establecido por el estado.

El desempeño escolar anual se basará en la forma en que cada escuela o distrito se desempeñó en el año anterior, y el cambio o cuánto mejoraron o disminuyeron en tres años. Las escuelas se clasificarán según una combinación de estos factores y se les asignará uno de los cinco niveles de rendimiento. De mayor a menor: Azul, Verde, Amarillo, Naranja y Rojo.

La junta estatal aprobó previamente estándares de desempeño para cuatro indicadores estatales: la preparación para la universidad y carreras, tasas de graduación, progreso de los estudiantes de inglés y tasas de suspensión. Otras medidas menos académicas tratarán de medir las condiciones básicas en las escuelas: el clima en el campus, la coordinación de servicios para los jóvenes adoptados, y la coordinación de servicios para los jóvenes expulsados, entre ellas.

“Esto completa las piezas finales de un sistema innovador para ayudar al público a entender mejor lo que está pasando en nuestras escuelas”, dijo el presidente de la Junta de Educación del Estado de California, Mike Kirst.

La oficina de educación del condado de San Diego forma parte de la California Collaborative for Educational Excellence (colaboración para la excelencia educativa de California), una red para apoyar a los superintendentes, especialmente a los nuevos superintendentes y los superintendentes de los distritos escolares pequeños, para usar la información de la tabla.

La oficina de educación del condado fue parte de una coalición que ayudó al estado mientras se estableció la tabla, ofreciendo retroalimentación a lo largo del camino, en un esfuerzo por hacer útil la herramienta para los padres y para la opinión pública.

Nancy Sedgwick, administradora de la oficina de educación del condado, dijo que el nuevo sistema ayudará a los distritos a comunicar mejor lo que está y lo que no está funcionando en sus escuelas, al mismo tiempo que proporciona al público una visión integral del rendimiento académico. Aunque la codificación de color descrita por el estado puede parecer complicada, Sedgwick espera que el nuevo sistema acabe siendo fácil de usar.

“Creo que será una mejora. Las múltiples medidas darán una imagen más precisa de cómo les está yendo a las escuelas”, dijo Sedgwick.

En noviembre, la oficina de educación del condado organizó un taller sobre la medida para los 42 distritos escolares del condado. Los administradores del condado incluyeron una mirada a los temas detrás de los números, antecedentes sobre cómo se definieron las medidas y cambios y actualizaciones presupuestarias. Se llevarán a cabo talleres adicionales una vez que el sistema se presente formalmente.

Magee escribe para el U-T.


Anuncio