Anuncio
Share

Restaurantes de Tijuana se unen por un océano limpio

Doce establecimientos recibieron la certificación de Restaurante Amigo del Mar en un evento celebrado en la playa de Tijuana.

Doce establecimientos recibieron la certificación de Restaurante Amigo del Mar en un evento celebrado en la playa de Tijuana.

(CORTESÍA PFEA)

PLAYAS DE TIJUANA - Una docena de restaurantes de Tijuana están liderando un programa respetuoso con el océano, cuyo objetivo es minimizar el uso de artículos desechables como popotes y recipientes de hule espuma, que contaminan las playas y aguas de ambos lados de la frontera.

Apoyado con una subvención de 70 000 dólares de parte de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), el esfuerzo está siendo encabezado por el grupo ambiental de Tijuana: Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental.

“Estamos haciendo historia”, dijo Margarita Díaz, directora del proyecto, durante su intervención en la ceremonia de lanzamiento del programa.

Bajo el nombre: Restaurante Amigo del Mar, el esfuerzo está inspirado en el programa Ocean Friendly Restaurants de la Surfrider Foundation de Estados Unidos, cuyo capítulo de San Diego asesoró a la iniciativa de Tijuana. Los directores de Proyecto Fronterizo dijeron que el suyo es el primer esfuerzo de esta naturaleza en América Latina.

“El medio ambiente de Estados Unidos está tan ligado a las condiciones en México”, dijo Héctor Aguirre, director de la oficina fronteriza de la EPA en San Diego. “La asociación con México es la forma en que mejoramos el entorno de Estados Unidos”.

El financiamiento de la EPA se canalizó a través de la Comisión de Cooperación Ambiental Fronteriza entre los Estados Unidos y México, a través del Programa Frontera 2020, que enfatiza el enfoque con bases populares para la resolución de problemas en las regiones fronterizas.

Ramón Aceves está poniendo sus tres restaurantes de Tijuana en el programa, dos establecimientos de Red Caffe en Playas de Tijuana y Container Coffee Roaster en la avenida Revolución.

Aceves y otros participantes en el programa piloto acuerdan usar solamente vajillas reutilizables cuando sirvan a los clientes en el sitio. También se comprometen a proporcionar popotes solo cuando los clientes lo soliciten, y están de acuerdo en reciclar.

El programa también alienta a los restaurantes a tomar medidas adicionales, tales como descontinuar el uso de material de poliestireno para los envases de comida y bebida para llevar, eliminar las bolsas de plástico y crear un programa de incentivos para los clientes que proporcionan sus propias bolsas y contenedores reutilizables.

Dibble escribe para el U-T.


Anuncio