Anuncio

¡Qué embarazoso!

Comentarios condescendientes como los que hicieron los presentadores del programa Good Day Sacramento a la actriz y modelo Cara Delevingne, en la imagen durante el evento Glamour Women Of The Year 2016, pueden convertir una entrevista en un momento muy embarazoso.

Comentarios condescendientes como los que hicieron los presentadores del programa Good Day Sacramento a la actriz y modelo Cara Delevingne, en la imagen durante el evento Glamour Women Of The Year 2016, pueden convertir una entrevista en un momento muy embarazoso.

(Kevork Djansezian / Getty Images)

Los reflectores, las semanas de rodaje y las clases de actuación no son entrenamiento suficiente ni para el histrión más experimentado a la hora de enfrentar una entrevista en la que las cosas se salen de control.

Algunos intercambios de preguntas y respuestas han pasado a la memoria colectiva por haber sido un momento más que bochornoso, a veces para el entrevistado y otras para el entrevistador.

Vin Diesel

La estrella de Rápido y Furioso dio de qué hablar después coquetear en Brasil con su entrevistadora. "¡No puedo hacer esta entrevista!” “Es #### hermosa”, fueron algunas de las frases con que la interrumpió. Después de que ella manifestara su incomodidad en la introducción del video, el clip se volvió viral y Diesel pidió disculpas en Facebook.

Cara Delevingne

La modelo dio una entrevista vía enlace al programa Good Day Sacramento acerca de la película Paper Towns. Pero el cansancio de la actriz que no se rio de las bromas sin gracia de los conductores, hicieron que estos hicieran comentarios condescendientes y cortaron la charla con mala educación sugiriendo a la actriz y modelo que tomara una siesta o una bebida energizante.

Samuel L. Jackson

Cuando lo confundieron con el actor Laurence Fishbourne, Jackson se mostró un poco molesto. “No todos nos parecemos”, reprendió a su interlocutor, refiriéndose a los histriones de color. El tiempo que sobró de la entrevista se la pasó volviendo al tema, poniendo en evidencia al periodista, quien no paró de disculparse.

Jesse Eisenberg

En Say my name with Romina, el actor sacó su humor más peculiar al poner en duda las habilidades de su entrevistadora. Ya que el tema era la película Now You See Me, la conductora realizó un jeugo con la baraja, a la que el actor respondió llamándola “la Carrot Top de los entrevistadores” en referencia a un comediante que emplea utilería en sus rutinas.

Quentin Tarantino

En la promoción de la película Django, el director fue entrevistado por Krishnan Guru-Murthy y llegó al punto de enfurecerse al insistir en el tema de las implicaciones de la violencia en sus cintas. Tarantino sostuvo que tenía el derecho a negarse a contestar las preguntas y le dijo a Krishnan que no era esclavo de nadie y que estaba ahí para hacer un comercial de su película.

Tom Cruise

El actor protagonizó en 2005 un momento que, de tan eufórico, resultó bochornoso. Durante una entrevista en el show de Oprah, Cruise estuvo de un humor particularmente energético. Pero al tocar el tema del amor, se volvió loco y saltó sobre el sillón, provocando la risa nerviosa de la conductora, que no sabía ni dónde meterse.


Anuncio