Anuncio

Los héroes también se jubilan

Algunos de los actores que se hicieron famosos en películas de acción parecen haberse jubilado y solo aparecen en pantalla en raras ocasiones, como hizo Chuck Norris en la cinta The Expendables 2.

Algunos de los actores que se hicieron famosos en películas de acción parecen haberse jubilado y solo aparecen en pantalla en raras ocasiones, como hizo Chuck Norris en la cinta The Expendables 2.

(Frank Masi / AP)
Agencia Reforma

Hace algunas décadas, se disputaron las marquesinas del cine de acción. Y el mérito que tienen en la actualidad Jean Claude van Damme, Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger y Steven Seagal es que se mantienen vigentes.

Mientras tanto, otros héroes que en algún momento les hicieron competencia, les robaron cámara y hasta les quitaron algunos papeles, simplemente acabaron por jubilarse, aunque no por eso olvidamos su legado.

Chuck Norris. El rey del karate

Edad: 76

Su era dorada: los 70, 80 y 90

Fue el gran rival de Bruce Lee en la mítica cinta The Way of the Dragon (1972) y, desde entonces, se encumbró como el karateca del celuloide por excelencia. Norris entrena karate diariamente tres horas al día y aunque salió del retiro en 2012 para The Expendables 2, difícilmente retornará a la pantalla. Steven Seagal, a quien le arrebató el estelar en la clásica saga Delta Force, lo llama Padrino.

Michael Dudikoff. El ninja americano

Edad: 65

Su era dorada: los 80

Fue la pesadilla de Jean Claude van Dame. Desplazó al belga del filme American Ninja y Avenging Force, películas hoy consideradas de culto. Problemas con el alcohol y las mujeres afectaron su imagen, y aunque a finales de los 90 lucho por consolidar su trayectoria, los grandes estudios ya no le dieron trabajo. Actualmente hace telefilmes y películas de bajo presupuesto.

Christopher Lambert. El primer Highlander

Edad: 59

Su era dorada: los 80-90

Nacido en Nueva York pero formado y educado en Francia, este actor que habla seis idiomas saltó a la fama con Greystoke, La Leyenda de Tarzán y dos años después se volvió un ícono con las sagas Highlander y La Fortaleza. Cuando estaba en su mejor momento, le dio por hacer cine europeo y desapareció del mapa. Los hermanos Coen lo invitaron a una participación especial en Hail, Caesar! porque son megafans de Highlander.

Shô Kosugi. El primer ninja

Edad: 68

Su era dorada: los 80-90

Es el mentor de Van Damme, a quien entrenó y le dio la oportunidad de coestelarizar Black Eagle. Rivalizó con Seagal tras arrebatarle el rol estelar de Nine Deaths of the Ninja. La leyenda dice que, por las envidias que desató con su gran calidad como artemarcialista, algunas estrellas (entre ellas Seagal) lo bloquearon, así que optó por volver a Japón, donde ahora es consultor para cintas de acción.

Mark Dacascos. El príncipe de las patadas

Edad: 52

Su era dorada: los 90

De acuerdo con Jackie Chan, es uno de los karatecas más brillantes del cine, domina 18 estilos de combate cuerpo a cuerpo y es maestro de karate de contacto, en el que se le dislocan huesos al oponente con solo bloquear sus golpes. Brilló con American Samurai, Crying Freeman, Brotherhood of the Wolf y Only the Strong. Lo malo es que su forma de ser (un hombre solitario y de difícil trato) no le gustó a los productores.

Emilio Estevez. El Sheen polifacético

Edad: 54

Su era dorada: los 90

Tan talentoso como su padre, Martin Sheen, y mucho, pero mucho más inteligente que su hermano Charlie, Emilio sorprendió con su talento natural para la comedia y la acción. La muestra está en cintas como Los Wisdom, Stakeout 1 y 2, Young Guns 1 y 2, así como en la primera entrega de Mission: Impossible con Tom Cruise. Estevez se hartó el mundo del glamour y la actuación pasó a segundo término.

Christian Slater. El héroe romántico

Edad: 47

Su era dorada: los 90

A los 24 años era la joven promesa de Hollywood. Carismático para el drama, la comedia y la acción, era el mejor pagado de su generación cuando filmó True Romance, Broken Arrow o Hard Rain. La fama, el dinero y mucha juventud le cobraron el precio. Vivió el infierno del alcohol y las drogas, y se enemistó hasta con sus amigos Brad Pitt y Tom Cruise. Se rehabilitó, pero ya no lo llaman para grandes producciones.


Anuncio