Anuncio
Share

Semana de NFL marcada por las lesiones

El defensa de los Chargers, Joey Bosa, fue otro de jugadores que cayó lesionado en la jornada 14 del futbol amerciano.

El defensa de los Chargers, Joey Bosa, fue otro de jugadores que cayó lesionado en la jornada 14 del futbol amerciano.

(Bob Leverone / AP)

La decimocuarta semana de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) tuvo como protagonistas a los mariscales de campo Aaron Rodgers, Ryan Tannehill y Matthew Stafford, que consiguieron importantes victorias con sus respectivos equipos de los Packers de Green Bay, Dolphins de Miami Lions de Detroit, pero sufrieron los efectos de las lesiones.

Mientras que el novato Dak Prescott, la gran revelación de los Cowboys de Dallas, fue cuestionada por primera vez su continuidad como titular del equipo, y se ha iniciado el debate si no es hora que vuelva con el equipo tejano el veterano estelar Tony Romo.

Rodgers ahora sufre de una lesión en la pantorrilla derecha, lo que se junta con su problema en el tendón de la corva izquierdo.

El pasador estelar de los Packers admitió que se lesionó la parte baja de la pierna derecha en la tercera jugada del triunfo del domingo por 38-10 sobre los Seattle Seahawks en Lambeau Field, y cree que pudiera haber sido causado al estar compensando por la lesión en el tendón de la corva ocurrida dos semanas antes.

En la acción frente a los Seahawks, Rodgers giró hacia su lado derecho y tiró pase de anotación de 66 yardas al receptor abierto Davante Adams.

Rodgers señaló que era demasiado prematuro saber si su lesión en la pantorrilla era tan grave como aquella sufrida en la pantorrilla izquierda a finales de la campaña del 2014.

El equipo y el jugador esperan que el miércoles puedan tener más información de cómo evoluciona la lesión.

Por su parte, Tannehill lanzó tres pases de touchdown antes de quedar marginado por una lesión en la rodilla izquierda en el partido que ayer, domingo, los Dolphins ganaron 26-23 ante los Cardinals de Arizona.

Tannehill salió cojeando rumbo al vestuario hacia el final del tercer cuarto luego de ser golpeado en las piernas por el tackle defensivo Calais Campbell al tiempo que lanzaba un pase completo.

Los Dolphins ganaban 21-9 cuando Tannehill salió y el reserva Matt Moore no pudo guiar a Miami al primer intento en sus primeras tres posesiones.

Los Dolphins, a través del entrenador en jefe, Adam Gase, confirmaron que sufre una lesión de ligamento anterior cruzado, que no es tan severa como se esperaba, pero que no le permitirá jugar en los próximos partidos.

Gase no dijo cuando Tannehill, quinta temporada como profesional, podría regresar con el equipo y si iba a jugar más esta temporada en la que hasta ahora había disputado los 13 partidos con el equipo como titular.

Stafford se lesionó el dedo mediano de la mano derecha al sufrir una dislocación y rotura de ligamentos durante el partido que los Lions ganaron por 20-17 a los Bears de Chicago.

El mariscal de campo estelar de los Lions completó 21 de 35 envíos para 223 yardas y una anotación, con dos interceptaciones, que le dejaron en 64,3 el índice de pasador.

Prescott comprobó por primera vez la dureza de la derrota y los comentarios adversos a su labor durante el partido que los Cowboys perdieron la pasada noche por 10-7 ante los Giants de Nueva York.

Un sector de aficionados en el MetLife Stadium comenzó a pedir el ingreso al campo de juego de Romo, en reemplazo de Prescott, pero el dueño de los Cowboys, Jerry Jones, se apresuró a negar cualquier sugerencia de cambio, de momento.

Prescott completó 17 de 37 pases para 165 yardas con un touchdown y dos interceptaciones para un índice de efectividad de mariscal de campo de 45,4 puntos.

El propio Prescott reconoció que tuvo un mal desempeño para una ofensiva de los Cowboys que por segundo partido consecutivo ha sufrido para mover el balón y generar puntos.

Mientras que el protagonista de la jornada con marca incluida fue el entrenador en jefe de Los Angeles Rams, Jeff Fisher, que igualó una poco honrosa en la NFL tras la derrota de su equipo por paliza, 42-14, ante los Falcons de Atlanta.

Fisher igualó a Dan Reeves con 165 derrotas en su carrera como entrenador en jefe, la mayor en la historia de la NFL con tres partidos por jugar en la temporada y luego de firmar una extensión de contrato por dos años más con los Rams.

Durante las 22 temporadas como entrenador en jefe de la liga, Fisher solo ha tenido seis campañas ganadoras tras asegurar otra campaña perdedora con Los Angeles (4-9), aunque alcanzó el Super Bowl con los Titans de Tennessee en 1999.

Por su parte, Reeves alcanzó esa marca en 23 años como entrenador en jefe de la NFL tras dirigir a los Broncos de Denver, Giants y Falcons.

Reeves, quien fue nombrado entrenador en jefe del año en 1993 y 1998, guió a los Broncos a tres Super Bowls (1986, 1987 y 1989) y a los Falcons a uno en 1998.

Actualmente, Fisher tiene un récord 173-165 (.513), Reeves se retiró con 190-165 (.535)


Anuncio