Anuncio

96-110. Davis gana el duelo a Porzingis y los Pelicans hunden a los Knicks

El escolta de los Pelicans de Nueva Orleans, Tim Frazier, pasa ante la defensa del jugador de los Knicks de Nueva York, Ron Baker.

El escolta de los Pelicans de Nueva Orleans, Tim Frazier, pasa ante la defensa del jugador de los Knicks de Nueva York, Ron Baker.

(Kathy Willens / AP)

El ala-pívot Anthony Davis se erigió en la figura de los Pelicans de Nueva Orleans y antes de tener que retirarse lesionado en el cuarto periodo lideró a los Pelicans de Nueva Orleans al triunfo de visitantes por 96-110 ante unos diezmados Knicks de Nueva York.

Davis aportó doble-doble de 40 puntos, 18 rebotes, dos asistencias y tres tapones antes que tuviese que abandonar el campo con una lesión que sufrió en la cadera izquierda tras recibir una falta flagrante de segundo grado por parte del pívot reserva Kyle O’Quinn.

El jugador de los Knicks fue expulsado al haber utilizado lo codos en la penetración que Davis hizo a canasta y que le costó quedar tendido en el suelo detrás de la línea de fondo y frente a los espectadores.

Junto a Davis, otros tres jugadores tuvieron números de dos dígitos, incluido el escolta reserva Tyreke Evans que anotó 12 puntos.

Mientras que el escolta novato Buddy Hield y el ala-pívot Terrence Jones anotaron 11 tantos cada uno que también ayudaron al triunfo de los Pelicans (15-24).

El base Brandon Jennings con 20 puntos, cinco asistencias y cuatro rebotes fue el líder de la ofensiva de los Knicks, que se presentaron al partido con la baja del titular Derrick Rose, sin que se conociesen los motivos y el alero Carmelo Anthony fue expulsado en la recta final del tercer periodo por protestar a los árbitros.

Antes de dejar el partido, Anthony había conseguido 18 puntos y seis rebotes, que lo dejaron como el segundo máximo encestador de los Knicks (17-21), que sufrieron la segunda derrota consecutiva y la octava en los últimos nueve encuentros disputados.

Sin Rose y Anthony en el campo, el ala-pívot letón Kristaps Porzingis se convirtió en el jugador clave de los Knicks y tampoco tuvo su mejor inspiración encestadora al quedar con sólo nueve puntos tras fallar 10 de 13 tiros de campo, incluidos los cuatro triples que intentó.

El banquillo de los Knicks estuvo más consistente en el juego ofensivo, pero nunca tuvo opción de meter al equipo en el partido.

El pívot novato español Willy Hernangómez salió 13 minutos como reserva de los Knicks y destacó en su juego individual al aportar seis puntos después de anotar 3 de 4 tiros de campo.

También tuvo protagonismo en el juego interior con cuatro rebotes, que repartió entre ambas canastas, dio tres asistencias y perdió dos balones.


Anuncio