Anuncio

Damián Alcázar recibe homenaje en San Diego

Entre las grandes estrellas del cine mexicano, Damián Alcázar tiene un lugar asegurado.

En su trayectoria de más de 30 años ha sido sacerdote, escritor, villano, campesino, político. Ahora será periodista en la serie de Netflix, Tijuana.

Recientemente, Alcázar recibió un reconocimiento por parte del Festival de Cine Latino de San Diego, con un homenaje de tres días en los que se proyectaron tres de sus más recientes películas, Magallanes (Perú, 2015), La delgada línea amarilla (México, 2015) y Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero (México, 2015).

Durante esa visita, el actor también habló de la nueva serie que se estrena el viernes 5 de abril en Netflix.

Durante su primera aparición en el Festival, Alcázar, de 66 años, se mostró cercano con los fanáticos que acudieron a conocerlo. Entre ellos estaban José Chávez y su esposa Blanca Ibarra, quienes apartaron la fecha para ir a ser parte del homenaje a uno de sus actores favoritos.

“Hemos visto todas sus películas y queríamos venir a verlo, saludarlo en persona”, indicó Ibarra, quien mencionó que al no dominar el inglés, prefiere ver películas producidas en su idioma, en español.

Al dirigirse a la audiencia que lo esperaba en la sala de cine, Alcázar también aceptó que el inglés no se le da, a pesar de que ha trabajado en los Estados Unidos. “Tengo inglés de lanchero, pero no de lanchero de Acapulco, sino de lanchero de Pátzcuaro”, dijo el michoacano provocando la risa del público.

Alcázar señaló que en varias visitas a Tijuana llegó a cruzar la frontera, pero solo para pasar unas horas en el centro comercial cercano al puerto internacional. “Cruzaba y pensaba, qué chiquito es San Diego”, añadió.

En entrevista con el Union-Tribune en Español, el actor indicó que pese a su larga trayectoria en México, ha sido en el extranjero donde ha recibido más reconocimientos. España, Italia, Perú y Estados Unidos, son solo algunos de los lugares que han destacado al talentoso histrión.

“Estoy feliz porque se reconoce mi trabajo y mi esfuerzo y no es más que pura responsabilidad porque ahora tengo que trabajar mucho mejor y esforzarme mucho más”, expresó sobre su homenaje.

Aunque su trabajo ha sido expuesto en cine, televisión y teatro, el cine sigue siendo su favorito “Porque sabes que es para siempre y que es una sola vez, no tienes oportunidad de repetirlo varias veces y mejorarlo como en el teatro”, sostuvo.

Frente a Tijuana

A unos días del estreno en Netflix de la serie Tijuana, Alcázar quien interpreta a Antonio Borja el director del polémico semanario Frente Tijuana, platicó sobre el proyecto que promete destacar los peligros a los que se enfrentan los periodistas en México.

Aclaró que, aunque en la serie se mencionan nombres de verdaderos periodistas mexicanos que enfrentaron los peligros de su profesión, como Jesús Blancornelas y Vicente Leñero, la serie se mezcla con la ficción para mostrar las dificultades por las que atraviesa toda una nación, atormentada por las organizaciones del crimen y el narcotráfico.

“Nuestra serie habla de cómo los periodistas se esfuerzan por encontrar la verdad y mostrarla y de cómo hay que dignificar esta profesión que está tan deteriorada justamente por las condiciones políticas, económicas y sociales por las que ha pasado nuestro país”, puntualizó.

La primera temporada de Tijuana se estrena en la plataforma digital próximamente y a decir del actor, el objetivo es que se produzcan dos temporadas más para presentar un panorama completo sobre un tema latente en el país vecino, en donde recientemente fue asesinado el periodista Santiago Barroso Alfaro en San Luis Río Colorado, Sonora.

Finalmente, Alcázar aclaró que a pesar de la temática que atraviesan los personajes que ha interpretado y de ser un enérgico simpatizante durante la campaña del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no le interesa la política, ni tampoco tener un cargo en el gobierno. “Me interesa que la gente viva mejor y en armonía”, expresó y reiteró su apoyo a AMLO a quien llamó un luchador social.

“Estoy esperanzado, porque en tres meses este presidente hizo lo que los otros cuatro no hicieron en sus seis años”, dijo e insistió en que nunca se inclinaría por un puesto político. Se definió como un actor que cuenta historias, que ve lo que pasa en su país y lo cuenta con su trabajo.


Anuncio