Anuncio
Share
Política

Se agradece que los candidatos hablen español, pero no es suficiente, dicen analistas y dirigentes latinos

DEMOCRATAS-DEBATE

Los aspirantes a la candidatura demócrata a la presidencia, de izquierda a derecha, el alcalde neoyorquino Bill de Blasio; el representante Tim Ryan; el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Julian Castro; el senador Cory Booker; la senadora Elizabeth Warren; el ex representante Beto O’Rourke; la senadora Amy Klobuchar; el representante Tulsi Gabbard; el gobernador de Washington, Jay Inslee, y el exrepresentante John Delaney escuchan una pregunta durante un debate en las primarias del partido efectuado en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, el miércoles 26 de junio de 2019, en Miami. (AP Foto/Wilfredo Lee)

El intento de hablar en español de tres de los 10 candidatos que participaron en el primer debate para obtener la candidatura del Partido Demócrata, fue recibido con una mezcla de simpatía y reservas.

Para Juana Domínguez, de 71 años de edad, el simple intento de que hablaran por lo menos unas palabras la hizo sentir importante. “Después de todos estos años de ataques del presidente Trump y sus seguidores, es como si reconocieran que somos importantes y que nuestro voto cuenta”, dijo Domínguez, quien es originaria de El Paso, Texas.

Domínguez, que vive en el condado de San Bernardino desde hace 10 años, dijo que al escuchar algunas palabras en español sintió que le estaban hablando a ella. “No es que hablaran muy bien, la verdad hablaban medio cortado, pero se agradece el esfuerzo”, dijo.

Las escasas palabras en español de los candidatos Julián Castro, Beto O’ Rourke y Cory Booker fueron analizadas detenidamente.

Anuncio

Henrik Rehbinder, analista político y periodista, consideró que “balbucear algunas palabras en español puede ser simpático, pero desde hace mucho tiempo se requieren otros recursos para atraer a los votantes hispanoparlantes.

Rehbinder recordó que la señal del debate incluía a la cadena Telemundo, por lo que había una considerable cantidad de votantes que hablan y se comunican en español. “Los latinos son un electorado importante dentro del Partido Demócrata a la hora de seleccionar el candidato presidencial”, dijo Rehbinder.

Aunque hablar en español es una estrategia que utilizan con frecuencia para congraciarse con el público hispano, lo cierto es que muy pocos lo hablan bien. “Jeb Bush es recordado por una entrevista televisiva en la que habló de temas complicados de campaña y política con una claridad impecable. Otros tienen un vocabulario de un niño de 5 años de edad”, dijo Rehbinder.

Con su español entrecortado, Beto O ‘Rourke, ex congresista del distrito 16 de Texas, dijo que “necesitamos incluir a cada persona en el éxito de esta economía, pero si queremos hacer eso, necesitamos incluir a cada persona en nuestra democracia, a cada votante. Necesitamos la representación y cada voz, necesitamos escuchar”.

Anuncio

Al preguntársele que haría en su primer día de trabajo ‘Rourke dijo: “Vamos a tratar a cada persona con el respeto y la dignidad que merecen como humanos”.

En su oportunidad Cory Booker, senador de Estados Unidos por Nueva Jersey, fue directo. Con un acento fuerte y cargado de erres, dijo: “La situación ahora es inaceptable, el presidente ha atacado, ha demonizado a los inmigrantes. Es inaceptable y voy a cambiar eso”.

Tal vez el más claro en su acento y en su estructura gramatical fue Julián Castro, quien al presentarse dijo “Mi nombre es Julián Castro, y estoy postulando por presidente de Estados Unidos”.

Luis Alvarado, analista político y miembro del Partido Republicano dijo que le pareció importante que los candidatos hayan tratado de comunicarse en español. “Pero una cosa es que lo hayan hecho y otra muy diferente es que hayan logrado tener un impacto en la comunidad latina”.

Para Alvarado, Julián Castro fue el que logró una mejor conexión con los votantes latinos. “Tiene un mejor conocimiento del idioma, pero saber unas palabras no es suficiente a este nivel del debate político”.

Alvarado, que tiene grandes desacuerdos con muchas de las políticas implementadas por el presidente Trump dijo que la estrategia de los demócratas es clara al tratar de atraer a los votantes latinos. “Van a aprovechar que Trump seguirá utilizando la misma fórmula de atacar a los latinos para conseguir votos. Eso provocará que los latinos salgan en masa a votar en contra de Trump”.

“Mi reacción cuando escuché las palabras en español de los candidatos fue ‘qué bueno, por fin se dan cuenta que la sociedad americana también incluye a los latinos’”, dijo Ben Monterroso, activista, líder comunitario y ex director ejecutivo y fundador de Mi Familia Vota, una organización que promueve la participación latina en los procesos electorales.

El gesto de hablar en español, es importante, pero lo es más el respeto a nuestra comunidad y la solución de los problemas que nos atañen como educación, salud, vivienda y representación, dijo Monterroso.

Anuncio

“Se les agradece de verdad, pero agradeceríamos más que nos tomaran en cuenta no sólo por nuestros votos, sino para la solución de los grandes problemas nacionales, somos la minoría más grande, somos parte de la solución”.


Anuncio