Anuncio
Share

Proinmigrantes se movilizan contra “horror” del sistema migratorio

“Tengo 12 años, pero eso no me detiene para seguir peleando por una reforma migratoria para mis padres”, dijo una pequeña activista. Foto de las redes sociales de CIRC.

“Tengo 12 años, pero eso no me detiene para seguir peleando por una reforma migratoria para mis padres”, dijo una pequeña activista. Foto de las redes sociales de CIRC.

Decenas de organizaciones comunitarias proinmigrantes de Colorado iniciaron este fin de semana una serie de movilizaciones simultáneas en cuatro de las principales ciudades del estado para compartir un mensaje de esperanza para aquellas familias “deprimidas” por los efectos y consecuencias del actual sistema migratorio.

“No somos familias de fantasmas. Somos familias reales”, declaró a Oscar Juárez Luna, portavoz de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes (CIRC).

“No queremos golosinas. Queremos una reforma inmigratoria”, comentó el dirigente, haciendo referencia así a la tradicional celebración de Halloween (o Día de las Brujas) el próximo lunes.

Según Juárez, el inminente cambio político, la falta de una reforma inmigratoria comprehensiva y la decisión de del Tribunal Supremo en contra de las acciones presidenciales que beneficiaron a ciertos indocumentados han creado “un sentimiento de derrota” en muchos inmigrantes y sus aliados.

“Pero no podemos sentirnos derrotados ni deprimidos. Necesitamos volver a nuestra meta más importante, la de la reforma inmigratoria completa, algo de lo que nos habíamos olvidado. Las soluciones parciales ya no son aceptables. Y así lo debemos hacer saber con nuestro voto en estas elecciones”, indicó.

Por eso, agregó el activista, mientras “millones se preparan de manera creativa para Halloween, nuestros niños hablan de cómo la separación de sus familias debido a su situación inmigratoria los afecta a ellos y a sus familias”.

Ese “horror”, opinó, se disipará gracias a “miembros de todas las comunidades impulsando una reforma inmigratoria completa que termine con las deportaciones y que favorezca a más de 11 millones de personas indocumentadas viviendo en Estados Unidos”.

En ese marco, CIRC convocó a movilizaciones simultáneas en Denver, Colorado Springs, Glenwood Springs y Longmont a partir de esta tarde para lanzar faroles voladores como un símbolo de “luz y esperanza de que la reforma inmigratoria sigue viva”.

Ese es el mensaje que CIRC espera escuchen los casi 500.000 votantes latinos de Colorado, que presentan poco menos del 15 por ciento del padrón electoral local.

Pero este tipo de movilizaciones no es algo que sólo sucede en Colorado ni incluye sólo a los latinos, ya que “inmigrantes en todo el país” se han hecho ciudadanos para poder votar en estas elecciones para “elegir a un Congreso con una voluntad proinmigrante”, aseveró Juárez Luna.

La movilización deberá continuar, enfatizó, sin importar qué candidato resulte electo o qué partido gane la mayoría en el Congreso porque la presencia y la presión hispana “serán cada vez más importantes”.

“No perdamos la esperanza. Estamos aquí y todos merecemos ser escuchados, votemos o no”, concluyó.


Anuncio