Anuncio
Share

Continúa la lucha para evitar la supresión del voto de las minorías en Estados Unidos

Mientras se espera una gran participación de electores latinos en las elecciones, grupos hispanos y organizaciones de defensa de los derechos civiles trabajan para evitar que las minorías tengan problemas este martes para acceder a las urnas y poder ejercer su derecho.

“Nos hemos preparado para lo peor, esperando lo mejor”, declaró hoy a Efe Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi familia vota, que junto a otras organizaciones participa en una campaña para tratar de evitar posibles maniobras para suprimir el voto de las minorías.

Esta será la primera elección en 50 años donde la Ley de Derecho del Voto no estará vigente en su totalidad, y no habrá supervisión directa de observadores del Departamento de Justicia en por lo menos 29 estados y jurisdicciones con antecedentes históricos de discriminación.

Monterroso señaló que también existen “muchas estrategias en marcha que usan el sistema político para oprimir el voto y la participación” de la comunidad latina, pero intentarán evitarlo, afirmó.

Una encuesta de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO, en inglés), Telemundo y Latino Decisions indica que casi la mitad de los latinos registrados ya votó por adelantado, “con mucho entusiasmo” y en un 76 % por la candidata demócrata Hillary Clinton, mientras que el 14 % lo hizo por el republicano Donald Trump.

Sin embargo, Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO, señaló que en elecciones anteriores casi el 40 % de los votantes hispanos tuvo problemas en los puestos de votación, y mañana podría ocurrir lo mismo.

NALEO proyecta una concurrencia a las urnas de 13,1 millones de votantes hispanos de los 16,2 millones registrados para sufragar.

Entre los que podrían tener más problemas para votar, figuran los mayores de 40 años (74 %), los que solamente hablan español (45 %) y los nacidos en el extranjero (44 %).

“Los votantes latinos dejarán su marca en la lucha por la Casa Blanca y en la disputa por otros puestos a nivel nacional, y haremos todo lo posible para solucionar problemas y que no haya obstáculos”, declaró Vargas en un comunicado.

Christine Newman-Ortiz, de Voces de la Frontera de Milwaukee, también destacó a Efe el entusiasmo electoral latino en Wisconsin, donde la mayoría legislativa republicana aprobó una ley de identificación para votar que podría afectar a unas 300.000 personas.

“A pesar de todo hay mucho entusiasmo y en el voto temprano hemos movilizado un 300 % más de personas que en las elecciones de 2012", declaró la activista, cuya organización integra una red de voluntarios que actuarán como observadores y reportarán problemas.

Jorge Mario Cabrera, de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), dijo a Efe que en más de dos docenas de estados se aprobaron medidas legislativas “con la intención de confundir a los electores”, en particular afroamericanos, latinos y mayores de edad.

“Hubo cambios en los procesos de registro, de identificación o del voto temprano, todo con el objetivo de suprimir el sufragio de nuestras comunidades”, estimó.

Un estudio del Leadership Conference Education Fund, realizado en 381 de 800 condados con antecedentes de discriminación electoral, señala además que para esta elección fueron suprimidos 868 puestos de votación, lo que supone el 16 % del total.

Estos condados se encuentran en Arizona, Louisiana, Texas, Alabama, Mississippi, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

CHIRLA hizo un llamado para que los votantes no se dejen intimidar y denuncien las irregularidades que puedan observar mañana en los puestos de votación.

“Pero también recomendamos evitar los enfrentamientos físicos o verbales”, dijo Cabrera, ante la posible presencia de grupos que han sido convocados por Trump para actuar como “vigilantes” del comportamiento de los votantes, aunque se teme que puedan afectar al voto de las minorías.

Lizet Ocampo, directora de Latinos Vote!, también exhortó a no dejarse amedrentar, porque “nadie puede impedirnos de ejercer nuestro derecho al voto y de que nuestras voces se escuchen”.

“Con una presencia récord de votantes latinos vamos a derrotar a Trump y a los republicanos que han impulsado una agenda muy peligrosa”, declaró a Efe.

Monterroso dijo que era una “pena y una vergüenza que en el país más democrático del mundo haya que prepararse de esta manera” para poder votar libremente.

“Hay muchas insinuaciones de los republicanos, que amenazan a la democracia que dicen querer defender”, concluyó.


Anuncio