Anuncio
Share
Política

El partido de López Obrador consolida su dominio en los comicios estatales mexicanos

Transcurre en calma elección extraordinaria en el estado mexicano de Puebla

Miguel Barbosa, candidato a gobernador del estado de Puebla por la coalición Juntos Haremos Historia, muestra su dedo luego de votar este domingo durante la jornada electoral en Tehuacán, estado de Puebla (México). EFE

EFE

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del presidente Andrés Manuel López Obrador, se encamina a consolidar su dominio en la política de México, de acuerdo con los primeros resultados oficiales de las elecciones celebradas este domingo en seis estados.

Tras el cierre de las casillas a las 18.00 hora local (23.00 GMT), la agrupación izquierdista aventajaba a las otras fuerzas políticas en Puebla, uno de los dos estados en que se celebraron elecciones de gobernador.

Según la proyección del Instituto Nacional Electoral (INE), obtenida de una muestra representativa de las actas electorales, el candidato de Morena en Puebla, Miguel Barbosa, obtuvo alrededor de 46 % de los votos, por delante de sus rivales del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Cárdenas, con 35 %, y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alberto Jiménez, con 19 %.

Barbosa fue derrotado por estrecho margen en los comicios de julio de 2018 ante Martha Erika Alonso, del PAN, quien falleció 10 días después de su investidura en un accidente de helicóptero el 24 de diciembre junto con su esposo, el senador y exgobernador Rafael Moreno Valle.

Anuncio

Pero la corriente encabezada por Moreno Valle, gobernador de 2011 a 2017, materializada en una coalición con los izquierdistas Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, parece haber muerto también en el percance.

Una tendencia similar se observa en Baja California, donde según encuestas de salida (no oficiales) el candidato a gobernador de Morena, Jaime Bonilla, aventajaba con 54 % de los sufragios a sus contrincantes del PAN, Óscar Vega (con 22 %), y del PRI, Enrique Acosta (10 %), con el resto repartido entre otros partidos.

Baja California es gobernado desde hace 30 años por el PAN. De hecho, fue el primer estado que ganó la oposición mexicana en 1989 al entonces hegemónico PRI, y desde entonces ha estado en manos de la agrupación conservadora.

A la creciente fuerza de Morena se suma la división interna del PAN en Baja California, pues su candidato no cuenta con el apoyo del grupo político del actual gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, quien ha sido señalado por presuntos actos de corrupción y arrastra una impopularidad de más de 70 %, según sondeos.

Anuncio

De confirmarse estas tendencias (los primeros resultados oficiales preliminares se esperan alrededor de las 20.00 hora local de este domingo, 01.00 GMT del lunes), Morena sumaría dos estados más a su haber después de conquistar cinco de las 32 entidades federativas en los comicios de 2018 (Ciudad de México, Morelos, Tabasco, Veracruz y Chiapas).

Los más de 4,5 millones de electores de Puebla estaban llamados a elegir también cinco presidentes municipales, al igual que los 2,8 millones de Baja California, donde también se votó para elegir 25 diputados locales.

En tanto, en el estado de Aguascalientes (con 966.755 electores) estaban en juego durante la jornada 11 presidencias municipales y en Durango (con 1,3 millones) 39.

A su vez, Quintana Roo (1,2 millones de electores) votó para renovar su Congreso local con 25 diputaciones, mientras que en Tamaulipas (2,7 millones) se eligieron 36 legisladores.

En estos estados también se observan avances importantes del partido de López Obrador, quien llegó al poder el 1 de diciembre de 2018 gracias a su aplastante triunfo en los comicios del 1 de julio, sacando de la Presidencia al PRI en la cresta de una ola de descontento por la violencia y los escándalos de corrupción durante el mandato de su predecesor Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El PRI ya había perdido el monopolio presidencial en 2000 a manos de Vicente Fox (2000-2006), del PAN, a quien sucedió Felipe Calderón (2006-2012), de la misma agrupación conservadora.

Antes de su triunfo en 2018, López Obrador ya había sido candidato presidencial en 2006 y 2012 con el PRD, formación que abandonó después de su derrota ante Peña Nieto para fundar su propio partido, Morena, que también tiene mayoría en el Congreso federal y ahora consolida su poder en el interior del país.

Manuel Soberanes Cobo

Anuncio


Anuncio