Anuncio
Share
Opinión

Opinión: Cómo reducir costos de medicamentos recetados a muchos residentes de California

CVS Pharmacy stop selling tabacco products- DC

Las grandes empresas farmacéuticas controlan alrededor del 80 por ciento del mercado estadounidense. Más de 180 millones de estadounidenses tienen sus beneficios de medicamentos administrados por estas compañías.

(Olivier Douliery / MCT)

Una propuesta reciente de la Administración de Trump procura reducir los gastos de efectivo de los pacientes por medicamentos recetados mediante la reforma del sistema de reembolso. El acceso a medicamentos asequibles es crítico para miles de pacientes que viven con enfermedades crónicas.

Como organización dedicada a brindar apoyo a los servicios designados para prevenir el VIH / SIDA entre los latinos, LGBTQ y otras poblaciones desatendidas, aplaudimos los esfuerzos para brindar tratamientos asequibles para todos los pacientes en todo el condado.
 
Ahora instamos a los legisladores del estado de California a hacer su parte y poner fin al sistema de reembolso para ayudar a garantizar que los pacientes de California vean ahorros en los costos.

Durante mucho tiempo, los pacientes han pagado excesivamente por sus medicamentos debido a intermediarios en la cadena de suministro conocidos como administradores de beneficios farmacéuticos (PBM, por sus siglas en inglés).

Anuncio

Los PBM son contratados por compañías de seguros de salud para negociar los precios directamente con los fabricantes de medicamentos, en teoría, para reducir los costos para los consumidores.

Sin embargo, en lugar de pasar los ahorros a los pacientes de California, algunos PBM utilizaban descuentos de los fabricantes para aumentar sus propias ganancias.

El año pasado, en California, el exgobernador Jerry Brown promulgó las leyes AB 315 y AB 2863. Con esas leyes se dieron los primeros pasos positivos que introdujeron la transparencia necesaria a las prácticas de PBM que estaban incrementando los costos para el consumidor.

Un estudio de la Universidad del Sur de California encontró que las prácticas de PBM llevaron a los clientes a pagar de más por sus recetas el 23 % de las veces, con un sobrepago promedio de $7,69 en cada transacción.

Anuncio

Durante el estudio de seis meses, el sobrepago totalizó $135 millones.

Los tres PBM más grandes, CVS Caremark, Optum, y Express Scripts, controlan alrededor del 80 por ciento del mercado estadounidense.

Más de 180 millones de estadounidenses tienen sus beneficios de medicamentos administrados por estas compañías. Todos ellos operan casi completamente fuera de la supervisión o las regulaciones del gobierno.

 Si bien no existe cura para el VIH / SIDA, la adherencia estricta a la terapia antirretroviral (TAR) puede retardar drásticamente el progreso de la enfermedad, prevenir infecciones y complicaciones secundarias y prolongar la vida.

Sin embargo, adherirse estrictamente al tratamiento y controlar eficazmente el VIH, como otras afecciones crónicas, es una carga pesada para una población ya vulnerable.

Reducir un poco los costos de los medicamentos ayudaría a los pacientes evitar decisiones difíciles, como tener que elegir entre comprar sus medicamentos o pagar el alquiler o comprar alimentos.


 
El costo creciente de servicios médicos es un problema crítico y complejo, y todas las partes interesadas tienen una mano en la solución.

Anuncio

La reciente regla propuesta por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos para eliminar los reembolsos de PBM y reducir los gastos de bolsillo de los pacientes es un paso importante para reducir los costos generales, y alentamos al gobierno federal a seguir adelante con esta propuesta.
 
Alentamos a los legisladores de California a tomar sus propias medidas para eliminar los reembolsos de PBM para ayudar a garantizar que los pacientes, no los PBM, se beneficien de los ahorros de costos negociados con los fabricantes
 
Richard Zaldivar es fundador y director ejecutivo de The Wall / Las Memorias Project, una organización sin fines de lucro centrada en el paciente, ubicada en Los Ángeles, CA.


Anuncio