Anuncio
Share

Las playas son de todos, pero ¿hasta cuando?

Malibu, California. (AP Photo/John Antczak)

Malibu, California. (AP Photo/John Antczak)

Uno de los beneficios de vivir en California son sus playas, mundialmente famosas. A diferencia de otros estados, todos tenemos acceso a ellas, garantizado por la Ley Costera, aprobada, coincidentemente, por el gobernador Jerry Brown en 1976.

En Los Ángeles, el acceso a la playas de lugares como Malibu ha sido un problema constante, donde los dueños de las casas junto a la costa se empeñan en prohibir la entrada a la gente usando anuncios erróneos e ilegales, simulando puertas de garage para disuadirnos de estacionarnos allí y contratando guardias privados que corren a la gente de la playa (pública) frente a sus casas. De hecho, casi una tercera parte de todas las violaciones a la ley Costera involucran a propietarios de casas que impiden que el público se acerque a los accesos públicos y legales a las playas.

Lo que está en juego es nuestro derecho a disfrutar de las playas más famosas del Mundo, las de California.

Ante esto, el recurso más importante que tenemos los Californianos para disfrutar de nuestras playas es la Comisión Costera. Con recursos limitados y hasta hace poco, sin la facultad de multar directamente a los infractores, esta Comisión vela por el acceso justo garantizado a todos en la constitución del estado, asi como la mencionada Ley Costera. Promueve diálogos y reuniones con el público para discutir soluciones (como la organizada este Octubre pasado en Inglewood). Rige y administra las construcciones y proyectos en la costa para que el interés común guíe estas, y no quienes lucrarían con la playa.

Bajo el liderazgo del director ejecutivo, Charles Lester, la Comisión Costera ha detenido numerosos proyectos millonarios que impactarían áreas de riqueza natural como Banning Ranch en Newport Beach, un lujoso desarrollo habitacional con 1400 viviendas que impediría el uso del área.

El personal de la Comisión recomendó negar el permiso, y hoy buscan destituirle.

Este abuso, que despediría a uno los defensores de la costa más comprometidos que hemos tenido, es una ofensa no solo hacia el director Lester, sino hacia los californianos que merecemos disfrutar de la playa de una manera justa y libre.

El gobernador Brown sigue sin pronunciarse al respecto, y aun esperamos el apoyo de los líderes electorales de los distritos con mayorías latinas, quienes cuentan con el menor número de parques, y para quienes la playa representa una manera fácil, sencilla y asequible de disfrutar la naturaleza.

La Comisión Costera discutirá el puesto del director Lester en su junta de Morro Bay, el 10 de febrero, pero lo que está en juego no es solo el empleo del director, sino nuestro derecho a la disfrutar de las playas más famosas del Mundo, las de California.

Pedro Nava fue Asambleísta y Miembro de la Comisión Costera; Marce Gutiérrez-Graudins es la fundadora y directora de Azul, una organización de conservación costera y marina.


Anuncio