Anuncio
Share

El uso de la marihuana como última opción

Un huerto donde se cultiva marihuana para fines médicos en Albion, Illinois. (AP Photo/Seth Perlman, File)

Un huerto donde se cultiva marihuana para fines médicos en Albion, Illinois. (AP Photo/Seth Perlman, File)

Las autoridades federales no tienen duda en considerar que la marihuana es una droga peligrosa, que es una droga de “entrada” a otras substancias más adictivas y que por lo tanto tiene que ser combatida con toda la fuerza del Estado.

Sin embargo, poco a poco ha venido creciendo un movimiento que aboga por leyes menos estrictas con relación a la marihuana.

La opinión pública cada vez es más tolerante al uso legal de esa substancia y en algunos estados de la Unión Americana, es considerada ya como una substancia que puede ser usada de manera recreativa.

Pero mientras que ése uso avanza rápidamente en diferentes segmentos de la sociedad, el uso medicinal de la misma, sigue siendo obstaculizado.

Hay numerosos casos de veteranos de guerra que utilizan esa substancia para apaciguar sus dolores.

Pero hay otro segmento, el de menores por ejemplo, que utilizan la marihuana para tratar problemas de salud a los que la medicina tradicional no ha encontrado una cura.

En el artículo de portada de esta semana, traemos la historia de una menor que ha visto una mejora sustancial en su salud gracias a la marihuana líquida. Sus padres, después de mucho buscar, encontraron en la marihuana el remedio que necesitaba su hija para mejorar su calidad de vida.

Es tiempo de que las autoridades federales hagan una investigación mayor y permitan el uso de esa sustancia para tratar problemas médicos, especialmente en casos en los que al parecer no hay otra opción.


Anuncio