Anuncio
Share

Señalan fianza de 1,5 millón dólares a cuatro personas por abuso a menores

Un juez de Florida fijó hoy una fianza conjunta de 1,5 millón de dólares para cuatro adultos que se hallan detenidos por usar pistolas eléctricas contra menores que tenían a su cargo.

Eduardo Vázquez y William Torres Morales, ambos de 22 años, así como sus parejas sentimentales Elizabeth Tarvin, de 33, y Verónica Sánchez, de 32 años, tuvieron hoy su primera comparecencia en un juzgado del condado Polk y enfrentan hasta nueve cargos criminales por este caso, según documentos judiciales a los que tuvo acceso Efe.

Los acusados, tres de ellos hispanos, fueron detenidos el pasado 21 de julio por efectivos de la Oficina del Alguacil del Condado Polk, tras recibir una denuncia de una agencia estatal por un presunto caso de abuso infantil contra nueve niños bajo su tutela, a quienes disparaban con pistolas eléctricas para castigarlos.

Los cuatro detenidos y los menores, cuyas edades oscilan entre los 7 y 13 años de edad, compartían una vivienda en la ciudad de Lakeland y las autoridades no han divulgado cual es el parentesco entre ellos.

“Yo llamo a esto abuso y tortura, y espero que ninguno de los cuatro vuelva a tener nunca en su vida acceso a ningún niño”, declaró hoy a Efe el alguacil del condado Polk, Grady Judd.

El caso se destapó luego de que funcionarios del Departamento de Niños y Familia de Florida (DCF, en inglés) reportaron a la oficina que dirige Judd que exámenes practicados a los menores descubrieron heridas y lesiones físicas en sus cuerpos, los cuales se correspondían con el uso de pistolas eléctricas.

De acuerdo al expediente policial, la enfermera Angie Wimmer, del Centro de Defensa del Menor del condado Polk, pudo contar hasta “15 marcas de quemaduras consistentes con el uso de una pistola de aturdimiento” en uno de los menores, y que el resto de niños mostraban marcas similares.

Los cuatro sospechosos negaron inicialmente las acusaciones, pero en posteriores interrogatorios confesaron haber usado contra los menores las pistolas eléctricas, que suelen cargar los oficiales de Policía.

Los acusados volverán a los juzgados el próximo 23 de agosto, fecha en que se estima el magistrado James Yancey haga lectura formal de los cargos.


Anuncio