Anuncio
Share

Sospechoso bebió con sus víctimas antes de matarlas en Texas

Esta imagen distribuida por la jefatura de policía del condado Anderson muestra a William Hudson, quien de acuerdo al jefe de policía del condado, Greg Taylor, fue arrestado y acusado en relación a los homicidios de varias personas durante el pasado fin de semana en un campamento de Texas.

Esta imagen distribuida por la jefatura de policía del condado Anderson muestra a William Hudson, quien de acuerdo al jefe de policía del condado, Greg Taylor, fue arrestado y acusado en relación a los homicidios de varias personas durante el pasado fin de semana en un campamento de Texas.

(AP)

La única sobreviviente de un ataque que dejó seis muertos en un campamento del este de Texas dijo a las autoridades que el sospechoso tomó unos tragos con las víctimas antes de sacar un arma y dispararles, de acuerdo con una orden de arresto difundida el miércoles.

William Hudson, de 33 años, estuvo bebiendo el sábado con el grupo cuando acompañó a cuatro de ellos —incluido un niño de seis años— a los bosques de los alrededores, afirmó la orden proporcionada por la oficina de la policía del condado Anderson.

Cynthia Johnson dijo a los policías que escuchó disparos antes de que Hudson regresara solo al campamento y persiguiera a su marido Carl Johnson y su hija Hannah Johnson en un remolque. Agregó que ella huyó y se ocultó en el bosque, pero vio a su esposo caer en las escaleras del remolque, donde Hudson le disparó.

Cynthia Johnson esperó hasta que pareció seguro y se dirigió a un camino para eventualmente llamar al número de emergencias 911, según el documento.

Las autoridades afirmaron que Hudson se fue a casa de su madre en una propiedad adyacente y la orden muestra que los oficiales lo vieron a través de una puerta vistiendo ropas ensangrentadas. Se atrincheró antes de finalmente rendirse.

El motivo del ataque continúa sin aclararse. El alguacil Greg Taylor no respondió a una llamada en busca de comentarios.

Hudson seguía retenido en la cárcel del condado Anderson con una fianza de 2,5 millones de dólares. Su abogado nombrado por la corte, Stephen Evans, dijo que no podía hablar sobre los detalles de la investigación porque acaba de ser asignado al caso y ni siquiera se ha reunido con Hudson.

“Es muy obvio que será un largo y difícil viaje y tenemos mucho trabajo por hacer”, declaró Evans.


Anuncio