Últimas noticias Nota roja

México: Ayudan a damnificados en nombre de 'El Chapo' Guzmán... y muchos agradecen (Galería)

En las fotos la gente aparece formada y recibiendo parrillas eléctricas y colchones. Son damnificados de La Platanera, zona afectada por las lluvias del huracán Willa en Sinaloa, México... pero la ayuda no llegó del Gobierno ni de alguna fundación.

El apoyo llegó a los damnificados, supuestamente, de parte de Joaquín Guzmán Loera, 'El Chapo', el famoso narcotraficante mexicano preso en Nueva York.

En días pasados el gobierno local fue exhibido luego que la gente tiró los colchones en la calle y frente a oficinas donde los habían recibido, pues eran reciclados, varios rotos, otros rellenos con pañales y con cucarachas.

La ayuda llegó en camiones y varias personas se encargaron de repartirla a nombre de 'El Chapo', el encarcelado líder del cártel de Sinaloa, quien fue extraditado a Nueva York en 2017 y se enfrenta a cargos de narcotráfico.

En una cuenta de Twitter donde difundieron las fotos, se lee: "Los Plebes de "La Platanera" Damnificados de las pasadas lluvias y que fueron "apoyados" con Colchones Viejos y llenos de Cucarachas por @SEDESOLSin no fueron olvidados por Don Joaquín. "Loera y lo sigue siendo..." México Mágico.

Las fotografías del donativo se multiplicaron en redes sociales: colchones forrados de plástico y parrillas eléctricas con las siglas del narcotraficante: 'JGL'.

Los usuarios de la red sociales, en su mayoría, elogiaron al 'Chapo' por el donativo, aunque algunos más criticaron aplaudir al narco y la violencia generada.

Los vientos de 195 kilómetros por hora (120 millas por hora) de la tormenta dañaron un hospital, cortaron la electricidad, derrumbaron chozas de madera y arrancaron techos de lámina de casas en la municipalidad de Escuinapa, en el estado de Sinaloa.

En la comunidad agrícola de Pueblo Nuevo, a un kilómetro (media milla) del centro de Escuinapa, los vecinos lloraban al narrar cómo el viento se llevó sus techos de lámina y marcos de madera mientras ellos se guarecían bajo los muebles más pesados.

Los habitantes de la región están frustrados porque las autoridades no habían llegado con ayuda, mientras estaban sentados entre sus pertenencias bajo la intensa lluvia. Irse a un albergue no es opción ante el temor de la rapiña.

Willa tocó tierra 80 kilómetros (50 millas) al sureste de Mazatlán, un puerto turístico de medio millón de habitantes, entre ellos muchos estadounidenses y canadienses.

Las lluvias torrenciales comenzaron por la tarde y agentes de emergencias dijeron que evacuaron a más de 4,250 personas de poblaciones costeras e instalaron 58 refugios en previsión de la tormenta.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
59°