Anuncio

Buscan evitar contacto de autor de matanza de Parkland con oficial tras riña

Cientos de estudiantes participan en una protesta en contra de la violencia con armas y para exigir más control con respecto a las mismas, en Nueva York, Estados Unidos. Se trata de la segunda manifestación estudiantil a nivel nacional tras el tiroteo del pasado 14 de febrero que acabó con la vida de 17 personas en un instituto de Parkland, Florida. EFE/ Archivo

Cientos de estudiantes participan en una protesta en contra de la violencia con armas y para exigir más control con respecto a las mismas, en Nueva York, Estados Unidos. Se trata de la segunda manifestación estudiantil a nivel nacional tras el tiroteo del pasado 14 de febrero que acabó con la vida de 17 personas en un instituto de Parkland, Florida. EFE/ Archivo

EFE

Los abogados de Nikolas Cruz, autor confeso de la matanza de 17 personas en la escuela secundaria de Parkland (Florida), solicitaron a la corte prohibirle a un alguacil que tenga “contacto” con él tras el enfrentamiento físico que tuvieron ambos en noviembre pasado, según se dio a conocer hoy en una audiencia.

La moción busca que el exalumno de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas Cruz no tenga trato alguno con el sargento Raymond Beltrán con el que tuvo un altercado, en el que le dio un puñetazo y logró despojarlo de su pistola eléctrica.

La Fiscalía se ha opuesto a la solicitud, pero la jueza Elizabeth Scherer comentó en una audiencia del 27 de noviembre pasado que “no es buena” idea que Cruz, de 20 años, y Beltrán tengan contacto.

Tras el enfrentamiento, Cruz fue acusado de agresión contra un agente, entre otros, pero hoy esos cargos fueron modificados a intento de agresión.

El joven que irrumpió el pasado día de San Valentín con un fusil de asalto AR-15 en su antigua escuela tenía un largo historial de problemas y conflictos.

Cruz, que está en prisión y será juzgado por 17 asesinatos premeditados, confesó ser el autor de la matanza y dijo haber tratado unas semanas antes de disparar contra la gente en un parque, pero no llegó a hacerlo.

El arma con el que segó la vida de estudiantes y profesores de la escuela la compró legalmente para “sentirse seguro”, según ha detallado.


Anuncio