Fox acata perder su pensión de expresidente pero critica a López Obrador

EFE

Vicente Fox acató hoy la pérdida de su pensión como expresidente mexicano, aunque lo hizo entre críticas contra el plan de austeridad promovido por el mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, cuyo partido ha suprimido estas remuneraciones.

"Si es por el bien de México, con todo gusto, cedo mi pensión. Si representa que mi país tendrá un crecimiento significativo en sus fondos económicos, con todo gusto, renuncio a ella", aseveró Fox a través de un comunicado.

El que fuera presidente entre los años 2000 y 2006 por el conservador Partido Acción Nacional (PAN) aseguró que los recursos que recibe de su pensión "se ven reflejados en las fundaciones y proyectos sociales" que ha impulsado desde que dejó la Presidencia.

"Cada día leo cientos de comentarios en redes sociales que me dicen groserías, que afirman que soy millonario, que vivo como un jeque. ?Ojalá, amigos, ojalá así fuera!", se defendió Fox.

Asimismo, arremetió contra López Obrador por promover un plan de austeridad pública y, a su vez, cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, algo que según Fox comportará la pérdida de 120 millones de pesos (5,96 millones de dólares).

"Ven cómo de nada sirve presumir de austeridad, cuando se tira obra pública a la basura", aseguró el exmandatario, quien alertó de que "no requerimos personas que manoseen el dinero de un lado a otro".

Las pensiones de los políticos fue uno de los grandes temas de la campaña electoral rumbo a los comicios del 1 de julio, durante la cual López Obrador criticó a los expresidentes por cobrar cinco millones de pesos (unos 277.315 dólares) anuales, a lo que Fox replicó que su pensión era de 135.000 pesos mensuales (unos 7.487 dólares).

En abril, Fox llegó a ser increpado durante un viaje en avión por una pasajera que lo acusó de "robar" a México con su pensión y le gritó "se la vamos a quitar ahora que llegue 'el Peje' (sobrenombre de López Obrador)".

Los desencuentros entre Fox y López Obrador vienen de lejos, cuando el primero era presidente y el segundo jefe de Gobierno del Distrito Federal, pero se recrudecieron en los últimos meses con constantes reproches e incluso insultos.

Este martes entró en vigor la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, impulsada por el partido de López Obrador, que establece que ningún servidor público podrá ganar más que el presidente de México y elimina las pensiones a los exmandatarios.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°