Armas en auto de sospechoso en Arizona fueron robadas en oficina de alguacil

EFE

Dos armas encontradas dentro de un vehículo conducido por un hombre que murió el pasado lunes durante un tiroteo con oficiales de policía fueron robadas de la Oficina del Alguacil del condado Maricopa durante la administración de Joe Arpaio, informó hoy su sucesor en el cargo.

Una es un arma completamente automática y otra un rifle largo y cuando desaparecieron entre 2010 y 2015 no estaban asignadas a oficiales específicos, por lo que muchas personas tuvieron acceso a ellas, dijo el alguacil Paul Penzone durante una conferencia de prensa.

Las armas estaban en el vehículo de Arnaldo Caraveo, de 27 años, quien murió en un enfrentamiento con la policía en Phoenix el pasado lunes después de una persecución suscitada a raíz de un informe de una pelea en Mesa (Arizona).

La policía informó de que Caraveo disparó a los agentes, quienes respondieron a la agresión y lo mataron con sus disparos.

Penzone dijo que la Oficina del Alguacil estará abierta a una investigación sobre cómo llegaron las armas policiales a manos delictivas.

"Una organización que tenga tal falta de disciplina y responsabilidad por sus propias armas de fuego es inaceptable", dijo Penzone.

Recordó que en 2014 y 2015 la división de armas de fuego realizó una auditoría para dar cuenta del armamento que la oficina tenía en ese momento. Ese informe mostró que faltaban 29 armas.

Penzone dijo que en 2017, después de asumir el cargo de alguacil de Maricopa, envió un informe al Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) con un listado de las 29 armas desaparecidas de la Oficina del Alguacil del condado Maricopa cuando al mando estaba Arpaio.

"Solo con que un arma esté ahí fuera (en la calle), es demasiado", sentenció Penzone.

Dijo que la oficina ha cambiado la forma en que administra las armas de fuego y ahora cada arma se asigna a un oficial individual y sus datos se guardan por escrito y en una base de datos.

Penzone informó de que su oficina va a trabajar con ATF para determinar cómo las armas de la oficina policial llegaron a las manos de Caraveo.

Dijo que cualquier persona fuera o dentro de la Oficina del Alguacilf de Maricopa que estuvo involucrada en ese proceso podría estar sujeta a un proceso judicial.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°