Anuncio

Hallan muerto en su celda a un expolicía acusado de agresión a una niña

El exsheriff adjunto del condado de Bexar (Texas), José Nunez, fue hallado muerto en su celda, en la que estaba acusado de abusar sexualmente de una niña hispana indocumentada de 4 años, informaron hoy las autoridades. EFE/Archivo

El exsheriff adjunto del condado de Bexar (Texas), José Nunez, fue hallado muerto en su celda, en la que estaba acusado de abusar sexualmente de una niña hispana indocumentada de 4 años, informaron hoy las autoridades. EFE/Archivo

EFE

El exsheriff adjunto del condado de Bexar (Texas), José Nunez, fue hallado muerto en su celda, en la que estaba acusado de abusar sexualmente de una niña hispana indocumentada de 4 años, informaron hoy las autoridades.

El Departamento de Policía del condado confirmó que puede tratarse de un caso de suicidio, aunque por el momento rechazaron dar detalles sobre el estado en el que encontraron el cuerpo sin vida del exagente, de 47 años y con una experiencia profesional de 10 años.

Nunez fue detenido en junio y permanecía bajo custodia, con una fianza de 75.000 dólares, en el Centro Penitenciario del condado de Karnes a la espera de que un juez determinase una condena de un mínimo de 25 años de cárcel si finalmente era declarado culpable.

Además del cargo por agresión sexual agravada, se enfrentaba a una sanción por abuso de autoridad y amenazas, ya que según la investigación, intimidaba a la madre de la niña, de origen guatemalteco y que tampoco tiene documentos, con la deportación si lo denunciaba.

“Los detalles del caso son francamente desgarradores, inquietantes, repugnantes y exasperantes, todo al mismo tiempo”, dijo el sheriff del condado de Bexar, Javier Salazar, en una rueda de prensa en junio; e insistió que su objetivo era “desvincular” a Nunez de la institución “lo antes posible”.

Los investigadores explicaron en su informe que el detenido pudo abusar de la niña -con la que guarda algún tipo de parentesco que no detallaron- durante meses, si no años, y no descartaron que haya otras víctimas.

En aquel momento, algunas voces achacaron estos hechos al “ambiente” generado por la ley SB 4 de Texas, que permite a los agentes locales realizar labores de inmigración como el control del estado de ciudadanía.

La directora de educación del Centro de Refugiados e Inmigrantes para Educación y Servicios Legales, Jenny Hixon, manifestó en el diario local San Antonio Express-News que “obviamente” esta iniciativa provoca que los inmigrantes “sientan que ya no tienen derechos” y teman denunciar los hechos.


Anuncio