Anuncio

Acusados de asesinato a líder y a tres miembros de pandilla latina

Un líder de la pandilla Mafia Mexicana, que opera en las cárceles, fue acusado este lunes con otros tres pandilleros por ordenar el asesinato de otro pandillero, el cual sobrevivió tras recibir ocho disparos en una ciudad del sur de California, informó la Fiscalía. EFE/ARCHIVO

Un líder de la pandilla Mafia Mexicana, que opera en las cárceles, fue acusado este lunes con otros tres pandilleros por ordenar el asesinato de otro pandillero, el cual sobrevivió tras recibir ocho disparos en una ciudad del sur de California, informó la Fiscalía. EFE/ARCHIVO

EFE

Un líder de la pandilla Mafia Mexicana, que opera en las cárceles, fue acusado este lunes con otros tres pandilleros por ordenar el asesinato de otro pandillero, el cual sobrevivió tras recibir ocho disparos en una ciudad del sur de California, informó la Fiscalía.

Según la acusación del fiscal Dave Porter, mientras estaba en la cárcel en 2017 el pandillero Johnny Martínez, alias “Crow” y nuevo líder de la Mafia Mexicana (o “La Eme”), ordenó el asesinato de un pandillero de la ciudad de Placentia, identificado sólo como NN.

Martínez recibió el 5 de agosto de 2017 en su teléfono celular un mensaje en el que se le informó que NN se encontraba en la residencia de la novia en Placentia y a partir de entonces coordinó el homicidio junto a Omar Mejía, alias “Cruz”, encarcelado en la prisión estatal de Calipatria, en el condado Imperial.

Mejía contactó a los pandilleros Robert Martínez, alias “Lil Rob”, de 36 años, y a Frank Mosqueda, alias “Demon/Pride”, de 39 años, para llevar a cabo el asesinato de NN, de acuerdo a la Fiscalía.

Pasadas las 11 de la noche, hora local, de ese día los dos pandilleros asaltaron a NN y a su compañera. Mosqueda disparó ocho veces contra NN, hiriéndolo en las piernas, torso y brazos, y apuntó el arma a la frente de su compañera.

Tras el ataque, NN fue transportado un hospital donde sobrevivió a las heridas de bala.

Una investigación de la Policía de Placentia (PPD) llevó tres días después del suceso al arresto de Mosqueda, mientras Robert Martínez se encontraba ya en la cárcel por otro delito.

De ser declarados culpables, cada uno de los acusados enfrenta una sentencia desde 75 años de prisión hasta cadena perpetua. La primera audiencia de los cuatro pandilleros ha sido fijada para el 24 de agosto de 2018.


Anuncio