Anuncio
Share

Víctimas del doctor Nassar piden al Senado depurar responsabilidades

Cuatro de las víctimas del exmédico del equipo nacional de gimnasia Larry Nassar, condenado por abusar sexualmente de más de un centenar de jóvenes, solicitaron hoy al Congreso depurar responsabilidades en las instituciones que encubrieron sus crímenes. EFE/ARCHIVO

Cuatro de las víctimas del exmédico del equipo nacional de gimnasia Larry Nassar, condenado por abusar sexualmente de más de un centenar de jóvenes, solicitaron hoy al Congreso depurar responsabilidades en las instituciones que encubrieron sus crímenes. EFE/ARCHIVO

EFE

Cuatro de las víctimas del exmédico del equipo nacional de gimnasia Larry Nassar, condenado por abusar sexualmente de más de un centenar de jóvenes, solicitaron hoy al Congreso depurar responsabilidades en las instituciones que encubrieron sus crímenes.

Las gimnastas olímpicas Jamie Dantzscher y Jordyn Marie Wieber, la patinadora de velocidad sobre hielo Bridie Farrell y el atleta y entrenador de patinaje artístico Craig Maurizi comparecieron hoy en una audiencia en el Senado para exigir a los legisladores que actúen contra aquellos que permitieron los abusos de Nassar.

Los cuatro deportistas, que acudieron a la Cámara Alta en representación de los centenares de deportistas que denunciaron al médico, coincidieron en que es necesario depurar responsabilidades en el Comité Olímpico de EEUU, en la Federación Nacional de Gimnasia y en la Universidad de Michigan State, todas ellas instituciones para las que trabajó Nassar

“Larry Nassar ha recibido su castigo y no volverá a ver el exterior de una prisión. Ahora depende del Congreso el exigir responsabilidades a aquellas instituciones que permitieron actuar a Larry Nassar y encubrieron sus actos”, sostuvo Jordyn Wieber, oro olímpico en los Juegos de Londres 2012.

En la actualidad, el médico cumple una condena de cerca de 300 años por sus abusos.

Sin embargo, son muchas las voces que sostienen que si el galeno pudo abusar de las atletas durante más de veinte años es porque las instituciones, lejos de proteger a los deportistas, intentaron acallar sus denuncias.

El pasado mes de marzo, en pleno apogeo del caso Nassar, el presidente ejecutivo del Comité Olímpico (USOC), Scott Blackmun, anunció su renuncia al cargo alegando motivos de salud.

“Scott Blackmun sabía que Larry Nassar era un monstruo y aún así puso a su disposición chicas jóvenes en leotardos, a puertas cerradas, sabiendo perfectamente que al otro lado de la puerta había un león hambriento”, lamentó Farrell, quien según dijo comenzó a sufrir los abusos del médico cuando apenas era una niña.

Farrell defendió que es necesario tomar medidas para evitar que hechos de semejante gravedad vuelvan a repetirse, entre las que citó una mayor presencia de deportistas en las juntas directivas de las distintas federaciones y un mecanismo que permita una mayor y más rápida implicación policial.

“Cómo es posible que aún vivamos en una época en que se pone al zorro a vigilar a las gallinas”, se preguntó Farrell

Dantzscher criticó que, a pesar de que el equipo nacional de gimnasia tuvo que comparecer ante los tribunales por su posible implicación en el caso, sus respuestas, cuando respondían, le “ponían enferma”.

“Este es un caso de gente poderosa protegiendo a otra gente poderosa. Depende de ustedes, como poderosos miembros del Senado de Estados Unidos, exigir responsabilidades y espero que lo hagan”, concluyó Dantzscher, que fue una de las tres deportistas que destaparon los abusos de Nassar en una entrevista concedida al canal CBS en 2017.


Anuncio