Anuncio
Share

Acusan de asesinato a hispano que afirma haber sido contratado por su víctima

Un joven hispano de Denver, Colorado, resultó hoy acusado en una corte local de asesinato en primer grado de una adolescente que, según el detenido, lo había contratado por internet porque ella quería terminar con su vida, pero no suicidarse. EFE/Archivo

Un joven hispano de Denver, Colorado, resultó hoy acusado en una corte local de asesinato en primer grado de una adolescente que, según el detenido, lo había contratado por internet porque ella quería terminar con su vida, pero no suicidarse. EFE/Archivo

EFE

Un joven hispano de Denver, Colorado, resultó acusado en una corte local de asesinato en primer grado de una adolescente que, según el detenido, lo había contratado por internet porque ella quería terminar con su vida, pero no suicidarse.

Joseph Michael López, de 22 años y del Condado Broomfield, está acusado de haber disparado “premeditadamente y con malicia” un balazo a la cabeza a Natalie Bollinger, de 19 años, según la evidencia presentada en la corte del 17º Distrito Judicial de Colorado, ante el juez Thomas Ensor.

La víctima fue encontrada sin vida en un descampado del Condado Adams, un día después de que su novio la reportase como desaparecida y de que él mismo informase que una pistola de 9 milímetros de su propiedad también había desaparecido.

Según un documento sobre el caso emitido por el alguacil del Condado Adams, inicialmente se manejó la hipótesis de un suicidio.

La autopsia confirmó que Bollinger había fallecido de un disparo en la cabeza, proveniente de una pistola de 9 milímetros. Además, la joven tenía “una dosis potencialmente letal” de heroína en su sangre.

Al ser interrogados por los detectives, varios de los amigos y familiares de Bollinger aseveraron que la adolescente tenía “una historia de pensamientos suicidas”, aparentemente por no poder encontrar trabajo, aunque familiares cercanos, como una abuela, lo negaron.

Por no haber nota de suicidio, las investigaciones se enfocaron en los contactos de Bollinger.

Su teléfono reveló que ella y López intercambiaron 111 mensajes el día de la muerte de Bollinger.

Un análisis del teléfono de López indicó que ese aparato se había usado durante ocho minutos a poca distancia del lugar del crimen y aproximadamente a la hora de los hechos.

Tras ser detenido, según su orden de arresto, López habría confesado haber actuado solo y haber disparado el arma. Pero, dijo, Bollinger lo habría contratado por medio de un aviso en Craiglist para esa tarea y que, tras varias horas de mensajes, “finalmente ella lo convenció".

La orden de arresto revela que López y Bollinger se arrodillaron uno frente al otro y que “dijeron una oración juntos y que él tomó la pistola con ambas manos”, para luego realizar un solo disparo, sin mirar a la joven.

De ser encontrado culpable de todos los cargos, el hispano podría ser sentenciado a cadena perpetua o a la pena de muerte, legal en Colorado, pero utilizada solamente una en los últimos 40 años.


Anuncio