Anuncio
Share

Detienen a mujer que vendió 21 bolsas opiáceo Fentanyl a policías encubiertos

La Policía de Hollywood, en el condado de Broward (al norte de Miami), detuvo a una mujer acusada de posesión e intentó de venta de 21 bolsitas de Fentanyl, un peligroso opiáceo sintético similar a la morfina pero más potente, informó hoy un medio local. EFE/Archivo

La Policía de Hollywood, en el condado de Broward (al norte de Miami), detuvo a una mujer acusada de posesión e intentó de venta de 21 bolsitas de Fentanyl, un peligroso opiáceo sintético similar a la morfina pero más potente, informó hoy un medio local. EFE/Archivo

EFE

La Policía de Hollywood, en el condado de Broward (al norte de Miami), detuvo a una mujer acusada de posesión e intentó de venta de 21 bolsitas de Fentanyl, un peligroso opiáceo sintético similar a la morfina pero más potente, informó hoy un medio local.

Ayesha Henry, de 29 años, fue arrestada la semana pasada mientras intentaba vender la droga por 400 dólares a varios agentes de policía encubiertos y ahora afronta los cargos de “posesión de droga y traficar con Fentanyl”.

Los agentes encontraron en el auto de la mujer 21 bolsitas de Fentanyl y otra de crack y cocaína, recogió el canal Local 10 News.

El examen de la droga arrojó que la mujer había cortado grandes cantidades de heroína con Fentanyl, un opiáceo sintético entre 30 y 50 veces más potente que la otra droga.

El Fentanyl es usado a menudo por los narcotraficantes para aumentar el efecto de la heroína que venden en la calle.

La autoridades sanitarias del país han alertado sobre la epidemia de opiáceos sintéticos como causa de muertes por sobredosis en los últimos años.

La tasa de muerte por sobredosis de estos potentes analgésicos que se venden bajo receta médica pasó de 0,3 por 100.000 habitantes en 1999 a 6,2 en 2016 y el promedio anual de crecimiento de la tasa para los años 2013 a 2016 fue del 88 %.

Las tasas de muerte por sobredosis de heroína subieron 19 % de 2014 a 2016.

Florida es uno de los estados más afectados por la crisis derivada del consumo de analgésicos opiáceos como el fentanyl, que suele emplearse en el tratamiento de pacientes con dolores intensos o crónicos, o tras una operación.

Las muertes por sobredosis de drogas en EE.UU. superaron en 2016 las 33.000 y han aumentado un 137 % desde el año 2000. El aumento es del 200 % si solo se tienen en cuenta las provocadas por opiáceos, de acuerdo con Human Rights Watch .


Anuncio