Anuncio

Sospechoso de tiroteo en aeropuerto de EEUU enfrenta 22 cargos federales

El exmilitar estadounidense de origen puertorriqueño Esteban Santiago Ruiz fue acusado hoy formalmente de 22 cargos relacionados con el tiroteo en el que murieron cinco personas en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (EE.UU.), el pasado 6 de enero, informó la Fiscalía. EFE/ARCHIVO

El exmilitar estadounidense de origen puertorriqueño Esteban Santiago Ruiz fue acusado hoy formalmente de 22 cargos relacionados con el tiroteo en el que murieron cinco personas en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (EE.UU.), el pasado 6 de enero, informó la Fiscalía. EFE/ARCHIVO

El exmilitar estadounidense de origen puertorriqueño Esteban Santiago Ruiz fue acusado hoy formalmente de 22 cargos relacionados con el tiroteo en el que murieron cinco personas en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (EE.UU.), el pasado 6 de enero, informó la Fiscalía.

Santiago, de 26 años y con un historial de problemas mentales, enfrenta un total de 22 cargos federales después de que los fiscales presentaran pruebas ante un gran jurado en una corte federal de Fort Lauderdale.

Si es hallado culpable del tiroteo, en el que otras seis personas resultaron heridas de bala, Santiago Ruiz puede ser sentenciado con la pena de muerte o cadena perpetua, precisó la Fiscalía en un comunicado.

El exmilitar deberá responder a once cargos por causar muerte y lesiones personales en un aeropuerto internacional, cinco por causar la muerte durante un delito violento y seis más por usar un arma de fuego durante el episodio.

El excombatiente de Irak deberá comparecer en la corte federal en Fort Lauderdale, al norte de Miami, el próximo lunes 30 de enero, donde se prevé que se declare “no culpable” ante el juez Barry Seltzer.

Desde su detención, el acusado esta en confinamiento solitario y bajo vigilancia suicida en la cárcel principal del condado de Broward, en el centro de Fort Lauderdale.

Santiago Ruiz no había sido imputado formalmente, pero sí había comparecido el pasado 9 de enero ante la justicia tras haberse entregado a la policía el mismo día del tiroteo.

El acusado arremetió contra más de una decena de personas usando una pistola semiautomática que momentos antes recogió en la zona de equipaje del aeropuerto de Fort Lauderdale y facturó en Alaska, de donde partió ese día con solo el boleto de ida.


Anuncio