Anuncio
Share
Nota Roja

Tiroteo en Ohio: ¿Por qué mató a su hermana y a 8 personas?

CBT.png
Connor Betts, autor del ataque en Dayton, Ohio.

Compañeros de escuela del atacante lo señalan como conflictivo...

La policía de la ciudad de Dayton (Ohio) sigue investigando por qué un hombre de 24 años mató en la madrugada del domingo a 9 personas, incluida a su hermana, y de momento no ha llegado a ninguna conclusión sobre las razones que le llevaron a apretar el gatillo.

En una rueda de prensa, el jefe de la policía local, Richard Biehl, explicó que las autoridades todavía desconocen el motivo por el que Connor Betts abrió fuego en una popular zona de ocio de Dayton, matando entre otros a su hermana Megan, de 22 años y que se ha convertido en la víctima más joven de la tragedia.

“Parece poco creíble que disparara contra su propia hermana, pero también es difícil de creer que no la reconociera. Así que simplemente no sabemos por qué ocurrió", afirmó Biehl.

El hombre que acompañaba a Megan también recibió un disparo en la parte inferior del torso y continúa hospitalizado. En total, tres decenas de personas resultaron heridas, 14 de bala y 11 continúan ingresadas en hospitales, detalló el jefe del departamento de bomberos local, Jeffrey L. Payne.

Anuncio

Betts, el autor del tiroteo, llevaba una máscara y un chaleco antibalas cuando sobre la 01.00 hora local comenzó a disparar con un rifle de asalto en una zona de vida nocturna de Dayton, una localidad de 170,000 habitantes en el suroeste del estado de Ohio, en el medio oeste de Estados Unidos.

En la rueda de prensa, el jefe de la policía local aseguró que, si toda la munición que llevaba Betts estaba en condiciones de ser utilizada, algo que todavía no se ha confirmado, podría haber apretado el gatillo 250 veces, hiriendo o asesinando a una mayor cantidad de personas.

En la escena del crimen, la policía ha recuperado 41 casquillos del atacante, que fue abatido apenas un minuto después de abrir fuego.

“Que alguien tenga ese nivel de armamento en un entorno civil es problemático”, manifestó Biehl, el responsable de la policía.

Anuncio

Los fallecidos por el ataque son cuatro mujeres y cinco hombres con edades comprendidas entre los 22 y los 57 años. De las nueve personas que murieron, seis son afroamericanos, algo que ha alimentado las especulaciones sobre la posibilidad de que Betts, un hombre blanco, actuara por motivos racistas.

Sin embargo, la policía ha asegurado que la matanza se produjo muy rápido y el atacante no discriminó entre sus víctimas, por lo que de momento no ha concluido que exista un motivo racial.

Betts carecía de antecedentes penales y en su historial solo figuraban multas por exceso de velocidad; pero, en declaraciones a medios locales, sus compañeros de instituto le retrataron como una persona conflictiva.

Esos compañeros aseguraron que la escuela penalizó a Betts por haber elaborado dos listas: un listado con aquellas personas a las que quería matar y otro con las chicas a las que quería violar.

El portal Buzzfeed desveló que Betts era el líder de una banda de música especializada en el “pornogrind”, un género caracterizado por sus canciones sobre la violencia sexual.

La noticia de lo ocurrido en Dayton ha sacudido a Estados Unidos menos de 24 horas después de otro tiroteo masivo en El Paso (Texas), en la frontera con México.

En El Paso, un hombre de 21 años abrió fuego en la mañana del sábado de manera indiscriminada en un centro comercial y dejó 22 muertos, según los últimos datos de la Policía.

Los lamentables sucesos de El Paso, Texas en los que un joven mató a 20 personas e hirió a 26, deben motivar que por varias razones nos cuestionemos en México la complicidad que, por la vía de los hechos, tenemos con las posiciones antiinmigrantes del presidente Trump.
Anuncio

Esos dos tiroteos han revitalizado el debate por el control de armas en Estados Unidos, donde el Congreso lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, en parte debido a la influencia de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Después del tiroteo en Dayton, cientos de vecinos se reunieron en una vigilia para honrar a las víctimas y escuchar las palabras de consuelo de los políticos locales. Cuando llegó el turno del gobernador de Ohio, el republicano Mike DeWine, algunos asistentes le interrumpieron gritando: "¡Haga algo!”, "¡Cambie algo!”.

Las Vegas, Florida, California, Texas y más en el recuento de los tiroteos más mortíferos en Estados Unidos desde 1991...  


Anuncio