Anuncio
Share

Pequeños negocios también le entraron a la fiebre del ‘Viernes Negro’ adelantado

Las florerías fueron uno de los negocios que se mantuvieron abiertos, esperando a los compradores de último minuto.

Las florerías fueron uno de los negocios que se mantuvieron abiertos, esperando a los compradores de último minuto.

Algunas de las grandes cadenas de tiendas han sido criticadas por abrir en el Día de Acción de Gracias, pero para los pequeños comerciantes, no hubo otra opción.

Eso es lo que le ocurre a Jerry Amerosi, propietario de tres joyerías en la Staten Island Mall de Nueva York. Amerosi preferiría no tener que trabajar en el feriado, y si su comercio estuviera en una calle no lo haría. Pero el contrato con el centro comercial le obliga a tener abierta la tienda. Y eso es lo más común para los centros comerciales del país; los que no cumplen la norma pueden ser multados hasta 1.000 dólares.

Por lo tanto las tiendas de Amerosi estarán abiertas desde las 6 p.m. el Día de Acción de Gracias hasta la medianoche. Habrá ocho empleados en la tienda, y si se repite la tendencia del año pasado, habrá bastante trabajo.

“Estuvimos sumamente ocupados el año pasado”, expresó Amerosi, quien se negó a divulgar cifras de ventas para sus comercios, entre los cuales están Gerald Peters y Gerald Peters Gold Mine.

Las grandes cadenas de tiendas desde hace varios años abren en el feriado, con la idea de atraer a los clientes que no pueden esperar hasta el día siguiente, tradicionalmente el día en que comienza la temporada de compras navideñas.

Sin embargo, ello les ha valido críticas de sindicatos o de clientes, por estar impidiéndole a sus empleados estar con sus familias en ese día.

Como consecuencia, algunas tiendas han anunciado públicamente que cerrarán en el feriado. TJX, propietaria de TJ Maxx, Marshalls, y HomeGoods, incluso lanzó una campaña publicitaria con mensajes diciendo “La familia debe ser la prioridad”.

Aun así, siguen habiendo varios comercios grandes que abren ese día, por lo menos algunas horas. Y ello tiene su ventaja: Los consumidores gastaron en total 3.300 millones de dólares el Día de Acción de Gracias el año pasado, según la empresa ShopperTrak, que recopila resultados financieros.

Para los pequeños comerciantes, los resultados pueden ser un tanto distintos. Las floristerías y las tiendas de golosinas podrían mantenerse abiertas para quienes necesiten algo de último minuto para su cena de Acción de Gracias. Aun así los expertos opinan que las tiendas que venden regalos navideños no verán tantos clientes a menos que están dentro de un centro comercial.

La mayoría de las tiendas independientes cierran para permitir a sus empleados pasar el feriado con sus familias, pero también porque saben que a esas horas la gente no estará paseando por las calles buscando tiendas, dijo Bob Phibbs, director de The Retail Doctor, una compañía consultora basada en Coxsackie, Nueva York. A menos que se trate de un café o supermercado, agregó un comercio perdería tiempo y dinero permaneciendo abierto a esas horas.


Anuncio