Anuncio
Share

Asesor de Trump advirtió que menos empleos provocan más abortos, infertilidad y abuso conyugal

El asesor comercial Peter Navarro, de pie entre el entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus (izq.) y el asesor principal Jared Kushner, mientras el presidente Trump firma una orden ejecutiva, en enero pasado (Evan Vucci / Associated Press).

El asesor comercial Peter Navarro, de pie entre el entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus (izq.) y el asesor principal Jared Kushner, mientras el presidente Trump firma una orden ejecutiva, en enero pasado (Evan Vucci / Associated Press).

(Associated Press)

Funcionarios de la Casa Blanca que trabajan en políticas comerciales se alarmaron el mes pasado cuando un asesor superior del presidente Trump distribuyó un documento de dos páginas que afirmaba que un sector manufacturero debilitado conduce a un aumento de los abortos, abusos conyugales, divorcios e infertilidad, informaron dos fuentes familiarizadas con el tema.

Las llamadas ‘fichas de datos’, que obtuvo el Washington Post, fueron preparadas y distribuidas por Peter Navarro, director de la Oficina de Políticas de Comercio y Manufactura de la Casa Blanca. Éstas fueron presentadas sin ningún tipo de información o datos para respaldar las aseveraciones, y revelan algunos de los materiales que revisó la administración Trump mientras elaboraba sus políticas comerciales.

Dos funcionarios del gobierno confirmaron la autenticidad de los documentos. Las fichas informativas salieron a la luz mientras la administración amenaza con retirarse de un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur y está tomando una postura dura contra Canadá y México en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés).

La cuarta ronda de conversaciones concluyó el martes en medio de comentarios mordaces y con pocos signos de progreso. Los negociadores dijeron que las charlas deberán extenderse más allá del plazo original, hasta 2018.

La administración ha vinculado en repetidas ocasiones el declive en la fabricación de los Estados Unidos al NAFTA y otros acuerdos comerciales, alegando que estos tratados fueron negativos para los trabajadores del país.

Navarro instó a Trump a favorecer los acuerdos comerciales bilaterales sobre los regionales, como el NAFTA, y apoyó la decisión del primer mandatario de abandonar la Asociación Transpacífica. Sus documentos alarmaron a otros funcionarios de la Casa Blanca, quienes temen que esa información no verificada pudiera terminar guiando las políticas de la Casa Blanca, estimaron dos funcionarios de la administración que hablaron bajo condición de anonimato para discutir los documentos internos, que no se dieron a conocer públicamente.

Los informes circulados por el asesor comercial enumeran lo que, a su criterio, son problemas resultantes de una “base de fabricación debilitada”. Algunas de las consecuencias son económicas, como “empleos perdidos”, “recortes de salarios” y “cierre de fábricas”. Pero una hoja aparte señala “costos socioeconómicos” del declive de la industria manufacturera del país, tales como “tasa de divorcios más alta”, “aumento del uso de drogas y opioides”, “tasa de la mortalidad en alza” y “tasa de aborto en alza”, entre muchos otros.

“No hacemos comentarios sobre supuestos documentos internos”, afirmó un funcionario de la Casa Blanca. “El presidente está trabajando arduamente en nombre del pueblo estadounidense para asegurarse de que nuestros acuerdos comerciales sean libres y justos, y beneficien al trabajador del país”.

Navarro, quien es economista, es parte de una pequeña pero influyente ala de asesores de la Casa Blanca que creen que décadas de políticas de libre comercio han diezmado la base manufacturera de los EE.UU. y permitido que países como China, México y Canadá aventajen al país. Ellos culpan a la dependencia de los Estados Unidos de las importaciones de otras naciones por dañar la manufactura propia, algo que Trump prometió revertir.

Dos funcionarios gubernamentales dieron diferentes versiones del memorando de Navarro, que fue preparado y compartido el mes pasado. Uno describió los documentos como de nivel del personal, pero otro aseguró que fueron compartidos con los secretarios del Gabinete durante las deliberaciones internas.

Aunque Trump calificó al NAFTA como el “peor acuerdo de todos los tiempos”, ha escuchado de múltiples voces disonantes en la Casa Blanca sobre cómo debe proceder con sus amenazas comerciales.

Gary Cohn, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, instó a Trump a ser cauteloso, preocupado por lo que los cambios bruscos podrían significar para los Estados Unidos y la economía global. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, tomó medidas para revertir lo que considera ‘desequilibrios comerciales’ entre los Estados Unidos y China, aunque algunas de sus decisiones también han sido retrasadas mientras la Casa Blanca se centra en NAFTA.

Navarro trabajaba en la Oficina de Políticas de Comercio y Manufactura, una nueva división creada por Trump después de su toma de mando, que fue recientemente integrada al Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca. A pesar de perder su posición oficial de alto rango dentro del gobierno, Navarro sigue siendo influyente y ha abogado por una línea más dura en temas de comercio.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio