Anuncio
Share
Últimas Noticias

Tesla despidió a cientos de empleados por considerar que no eran lo suficientemente buenos para trabajar allí

Despedir a cientos de trabajadores a la vez es raro, al menos en la industria automotriz.

Pero Tesla Inc. hace las cosas de otro modo.

El pasado viernes se filtró la noticia de que la compañía de autos eléctricos, baterías y techos solares, había despedido a varios cientos de empleados. Según el San Jose Mercury News, que dio la primicia, Tesla confirmó que los trabajadores fueron despedidos por un desempeño insatisfactorio, no por un recorte. Los recortes tienden a vincularse con las condiciones de las empresas o con nóminas sobreexplotadas, no con el desempeño laboral.

No está claro cuántos de los 33,000 trabajadores de la compañía fueron despedidos. Tesla no dio a conocer el número exacto. Los informes periodísticos lo ubican entre 400 y 1200.

Anuncio

Un empleado de la fábrica confirmó a Mercury News que a unos 60 compañeros se les pidió que se dirigieran a la salida de la empresa. La compañía dijo, sin embargo, que la mayoría de los despedidos realizaban tareas administrativas y de ventas, no de fabricación.

Algunos trabajadores en la planta de Tesla han intentado organizar un sindicato. El presidente ejecutivo de la compañía, Elon Musk, es reconocido como un jefe exigente, con una personalidad difícil de manejar. Últimamente, mientras que su empresa de cohetes SpaceX parece estar funcionando bien, en Tesla ha estado plagado de graves problemas.

El nuevo sedán compacto Modelo 3, crucial para el éxito de Tesla, ha tenido un mal comienzo. Para fines de año, según se ha informado, la automotriz con sede en en Fremont, California, estará desarrollando el Modelo 3 a una tasa mensual de 20,000 vehículos. En el último informe, sin embargo, la compañía sólo ha construido 260 de ellos. La fábrica, señaló Musk, está “en un infierno de producción”.

Al mismo tiempo, las ventas de los autos de lujo existentes de la compañía, los Modelo S y Modelo X, están creciendo lentamente, y todavía deben alcanzar la meta de 100,000 vehículos al año.

Anuncio

Despedir un gran número de trabajadores por mal desempeño no tiene precedentes. En la década de 1980, el gerente general de General Electric, Jack Welch, echaba lo que la compañía consideraba el 10% inferior de su fuerza laboral ejecutiva cada año. Esos despidos eran escalonados, sobre la base de medidas objetivas claras, y la compañía discutía el proceso en detalle con los inversores y con los medios de comunicación.

Hasta ahora, Tesla no ha dicho nada en absoluto.

La empresa reportará ingresos de su tercer trimestre a fines de octubre o comienzos de noviembre, aunque no ha brindado una fecha específica. Los despidos no afectarán los ingresos para ese trimestre, que finalizó el 30 de septiembre pasado. Según qué tan rápido Tesla reemplace a estos trabajadores, y si la mayoría de estos puestos se ocupan nuevamente, los despidos pueden tener un efecto positivo en los ingresos del cuarto trimestre y del año, y aumentar levemente las ganancias -o, al menos, reducir pérdidas-.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio