Anuncio
Share

Avanza proyecto para endurecer ingreso a migrantes en Florida

(Nancy Stone / Chicago Tribune)

El gobernador Rick Scott podrá usar la fuerza militar para impedir que inmigrantes o refugiados entren en Florida si proceden o han estado cerca de países donde viven o se entrenan “invasores”, si se promulga un proyecto de ley aprobado el miércoles en un comité de la Cámara de Representantes.

El proyecto titulado “Prevención de Actos de Guerra” permitiría al gobernador declarar que determinados inmigrantes y refugiados son “gente restringida” si determina que procede de países donde cree que hay invasores que deseen venir a Estados Unidos a atacar personas o propiedad.

El proyecto prohibiría a todo empleado estatal o local, o cualquier persona que reciba ayuda estatal de cualquier tipo, incluso el seguro Medicare, ayudar a inmigrantes o refugiados que entren o se reubiquen en la Florida a menos que hubiesen nacido en el hemisferio occidental. Todo aquel que asista a una “persona restringida” debería suministrar al estado información personal sobre dicha persona. El estado tendría la prerrogativa de vigilar a la “gente restringida”.

Permitiría al gobernador y el fiscal general tomar toda acción legal para impedir que el gobierno federal ubique a una persona restringida en el estado. También requiere que las autoridades policiales investiguen sus antecedentes.

El representante republicano Lake Ray, de Jacksonville, dijo que su proyecto responde a la amenaza del grupo extremista Estado Islámico y a los ataques en París y otros sitios. Agregó que los terroristas falsifican pasaportes y tratan de enviar invasores a Estados Unidos. Agregó que la Florida debe proteger a sus ciudadanos y su economía.

“Dios no quiera que alguno de esos actos ocurra en un Disney o un Estudio Universal”, agregó Ray.

El proyecto fue aprobado por 9-4 con solo republicanos a favor y solo demócratas en contra.

La disposición mantiene a los nacidos en el hemisferio occidental al margen de la restricción —incluyendo a centroamericanos, mexicanos y canadienses— y no se aplicaría automáticamente a las personas nacidas en muchos países aliados con Estados Unidos como Alemania, Italia, Holanda, Dinamarca, Bélgica, Noruega, Grecia y partes de Francia, Gran Bretaña y España.

Ray incluyó en el proyecto una disposición según la cual la Constitución de Florida da al gobernador el derecho a usar todas las fuerzas militares que no estén en servicio activo, incluso la milicia general, para defender el estado.

No hubo debate y los demócratas ni se molestaron en debatir. “Es difícil dignificar un proyecto como este debatiéndolo”, explicó el representante demócrata Dave Kerner. “Es inconstitucional, es ofensivo, no hace nada por la seguridad y protección de nuestro estado y es altamente inefectivo y muy subjetivo”.

“Repercute en un área donde a Donald Trump le ha ido muy bien, y eso capitaliza los temores”, agregó Kerner.


Anuncio